diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 14 / 20 || Mañana 14 / 26 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Camino a la excelencia

CIENCIA

Camino a la excelencia

Ángel Rubio, de la UPV, se sitúa en la élite mundial investigadora. El catedrático de Física de Materiales defiende un sistema educativo que respalde «al que quiera destacar»

06.03.11 - 04:19 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Junto a la puerta de acceso a las oficinas del grupo de NanoBio Espectroscopia, en el centro Joxe Mari Korta, del campus de Gipuzkoa, un cartel indica los nombres de las personas que trabajan en su interior. Casi todos son extranjeros. De los 27 integrantes del grupo sólo cuatro son españoles.
En su despacho aguarda el nuevo miembro de número de la American Asociation for the Advancement of Science (AAAS), la principal sociedad científica del mundo. Es una asociación sin ánimo de lucro que promueve el avance de la ciencia a través de actividades educativas y divulgativas y edita la prestigiosa revista científica 'Science', donde publicar un artículo es todo un triunfo.
Ángel Rubio se levanta y acude al encuentro del visitante. Es uno de los cuatro científicos españoles -uno de ellos es el catedrático de Física de la Materia Condensada Pedro Miguel Etxenike- que forman parte de la AAAS. Nació en Valladolid hace 45 años. Es catedrático de Física de Materiales de la UPV/EHU. Sus estudios y los trabajos realizados por su grupo les han convertido en un referente mundial en el campo de la modelizacion de sistemas a escala nanométrica. Ángel Rubio roza la excelencia, si es que aún no ha llegado a ella.
La mesa del científico está cubierta de papeles, algo que choca con lo que se espera de estos tiempos informáticos que vivimos. «Me manejo mejor con ellos», admite Ángel mientras se sienta y empieza a hablar de la época «de tarjetas perforadas» en la que comenzó a trazar su camino, del día en que tuvo que elegir entre las Matemáticas o la Física y optó por esta última para «entender y explicar nuestro entorno con herramientas de matemáticas».
El aburrimiento
Llegaron después años en la Universidad de Berkeley, «donde los hippies siguen existiendo y la competitividad es excesiva», el regreso a la Universidad de Valladolid y el desembarco en 2001 en la del País Vasco, donde encontró «una mentalidad de investigación mucho más abierta que en otros lugares». Pero también halló males que afectan a todo el sistema educativo, donde «se promueve una enseñanza media buena más que la excelencia y el que realmente quiere destacar se aburre, con lo que perdemos gente muy buena en el camino».
Y aquí es donde Ángel Rubio da rienda suelta a sus ideas sobre la enseñanza y la labor científica. A veces reflexiona sobre lo que ha dicho y matiza sus palabras o admite que «no son políticamente correctas». Pero al fin repite más que nada para sí mismo que «alguien tiene que decirlas».
Por ejemplo, asegura que en la UPV «hay grupos que se consideran excelentes pero no lo son, y hay grupos emergentes que son muy buenos». También defiende la competitividad en la investigación y sostiene convencido que «la ciencia debe ser elitista».
Ángel explica esta última frase. «No todos son los mejores, pero los mejores han llegado hasta donde están gracias a un gran número de científicos que han hecho antes descubrimientos pequeños». Lo que hace falta, defiende, es «tener una masa crítica de la que surjan individualidades».
La búsqueda de la élite, de científicos que despunten, es complicada en un sistema donde se lleva a cabo «una lectura estricta e irrealista de las leyes». Ángel Rubio señala que la UPV es «un referente mundial en nanometría», pero lamenta que no sea «el referente». Para ello, recalca, debería «atraer a investigadores de otros países», a los mejores, crear la masa crítica necesaria para que del País Vasco surjan científicos de primera línea.
«Administración obsoleta»
Es en este punto donde los deseos se topan con la realidad. «El sistema de contratación se ve torpedeado por una Administración pública obsoleta. El vicerrectorado de la UPV quiere traer a gente de fuera pero a veces no puede». La Universidad vasca, o algunos de sus departamentos, es cada vez más un destino apetitoso para investigadores extranjeros que se encuentran con una burocracia estricta e incapaz de agilizar su funcionamiento. «Si un estudiante de Harvard quiere venir aquí tiene que homologar su titulación, lo que puede durar uno o dos años». Y así no hay manera.
Tanto tiempo de espera es tiempo perdido y no contribuye demasiado a lograr que talentos presentes o futuros investiguen en el País Vasco. Sobre todo, cuando van a cobrar menos dinero que en otros países. «En Portugal ganan más», asegura Rubio.
El nuevo miembro de la AAAS insiste en su delicado discurso. «Hay que mirar a los de arriba, todo se reduce a fomentar la excelencia». Para lograr este objetivo, propone una receta: «siempre es mejor tener diez grupos de referencia en el mundo que cien de segunda fila». Lo que significa centrar los esfuerzos en áreas donde haya masa crítica para destacar y «conocer al País Vasco por algo concreto, no por hacer lo mismo que todos».
«Debemos evitar fomentar una ciencia normal. Aquí al que destaca le cortan la cabeza mientras que en otros sitios le ponen facilidades. Hay que invertir en el que ofrezca más y ver después si ha sido rentable». Sólo de esta manera, según Ángel Rubio, se puede llegar a la excelencia. «La competitividad es positiva aunque puede ser destructiva si no se apoya al que se queda rezagado. No hay que cortar las alas al que despunta ni dejar atrás un camino de fracasos».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Camino a la excelencia

El catedrático Ángel Rubio, ante la mesa repleta de papeles en su despacho del centro Joxe Mari Korta. :: LUSA

Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.