diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 10 / 21 || Mañana 14 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Los paisajes «velados» de Concha de la Serna

CULTURA

Los paisajes «velados» de Concha de la Serna

La pintora madrileña inaugura hoy una exposición con 40 acrílicos en el Club Náutico de Donostia

27.11.10 - 02:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Procedente de una estirpe de artistas -nieta de la escritora Concha Espina y sobrina de la pintora María Blanchard y del músico Regino Saíz de la Maza-, la pintora Concha de la Serna (Madrid, 1949) inaugura hoy, a las 19 horas en el Club Náutico donostiarra, una exposición para la que ha seleccionado alrededor de cuarenta acrílicos, paisajes inundados de cielo y mar trabajados a base de veladuras «que potencian la fuerza de su color». Entre las obras, todas realizadas en los últimos meses, se podrán contemplar desde dípticos de 3 x 1,6 metros, hasta paisajes que son prácticamente miniaturas.
La obra de De la Serna mira casi siempre a la naturaleza, pero también se deja llevar por el sentido de la música. De alguna manera, la artista se guía por el barroquismo de una fuerte luz interior que le impulsa hacia la evasión. «Siempre me ha gustado volar. He realizado el vuelo sin motor y el ala delta», dice la artista, «supongo que tengo necesidad de compartir ese impulso que a mí me proporciona una gran paz». Aunque en sus comienzos de estudiante estuvo interesada en la figura humana, ahora el mar y el cielo, «con las infinitas variantes de sus luces y sus reflejos», son sus pasiones a la hora de plasmar en un cuadro.
Tela, papel o maderas
La pintora madrileña emplea acrílicos sobre tela, papel o maderas; trabajando a base de veladuras «que permiten que el color actúe ante la luz con mayor frescura y transparencia». Esto permite potenciar la fuerza del color y rivalizar directamente con otras tonalidades que tampoco han sido matizadas. Con esta técnica, la artista consigue dar un vigor especial a la luz, que juega a variar según el ángulo de reflexión y la intensidad de cada momento.
De la Serna pinta de una manera rapidisima, con carácter de urgencia. Para ella la obra nueva no existe. «La llevo en la cabeza, a veces durante mucho tiempo, y cuando tengo oportunidad la pinto directamente. Por eso soy tan rápida, porque la veo terminada ya en el momento de empezar». En obras muy grandes, a veces la pintora se ayuda de pequeños croquis, o escribe, «para apoyar la memoria» y después, en plena actividad, despliega «muchísima energía» porque, como ella misma asegura, «es un ejercicio físico agotador, que exige tanta concentración que incluso se me olvida comer».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Los paisajes «velados» de Concha de la Serna

Espacios abiertos. Concha de la Serna posa junto a su obra. :: USOZ

Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.