Un autobús de guipuzcoanos 'resistentes'

Desde Donostia llegó ayer a Valladolid un autobús lleno de guipuzcoanos de a pie. Personas que nada tienen que ver con los héroes de las películas, a las que, en todo caso, la canción 'Resistiré' les sale desde más dentro que a otros. Son hombres y mujeres a quienes la vida se les ha puesto patas arriba cuando sus padres, parejas o hijos se han ido convirtiendo en enfermos de Alzheimer. Han tenido que aprender a encarar esta situación y sus dilemas, resistir aunque el marido sea como un hijo y duela saber que «mi proyecto de vida se ha ido al garete», como dice Ana.

Oskar Tejedor se asoma a esa realidad con sensibilidad y modestia, sin hurgar en las heridas pero sin apartar la mirada. Aquí no hay políticos ni científicos internacionales. Aquí estamos los de casa, compartiendo la vida cotidiana de los cuidadores, sintiendo su desesperación y complicidad, su dolor y su arrojo.

Son valientes, qué remedio les queda, en su lucha diaria junto a una enfermedad degenerativa, y valientes por mostrarnos su vida desde la autenticidad. Y así, 'Cuidadores' toca fibras profundas sin sensiblerías ni dramatismos, y muestra con sencillez más humanidad que en todas las películas de la Seminci juntas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos