diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 16 / 30 || Mañana 16 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Creo que los problemas los deberían arreglar entre vascos»

POLÍTICA

«Creo que los problemas los deberían arreglar entre vascos»

Javier Solana Ex secretario general de la OTAN y ex 'míster Pesc' de la UE

07.10.10 - 02:49 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Javier Solana se está acostumbrando a la 'vida civil' después de una extensa y renombrada carrera política que le llevó desde los gobiernos de Felipe González a ser secretario general de la OTAN y alto representante de la Política Exterior de la UE (míster Pesc'). Ahora preside el Centro de Economía y Geopolítica Global de la escuela de negocios Esade, y como tal recaló ayer en San Sebastián para advertir del cambio de relaciones globales que se avecina y de la necesidad de que «la pequeña» Europa se adapte a los emergentes países del Pacífico si quiere seguir jugando «un papel importante». Pero también habló de Euskadi, y opinó que «entre los vascos deberían arreglar los problemas».
- ¿Cómo ve la situación en el País Vasco?
- Veo un gran cambio para mejor. Veo una sociedad mucho más relajada, veo que se ha producido una alternancia sin ninguna dificultad y veo también que todo lo que tiene que ver con la violencia está llegando a su fin. Ésa es mi esperanza.
- ¿Necesita Euskadi colaboración internacional para solucionar el problema de la violencia?
- No sé si son necesarios o no mediadores internacionales, creo que entre los vascos deberían arreglar los problemas. Y creo que las posiciones que está tomando el Gobierno Vasco y el de Madrid son las que hay que tomar en esta hora. Cualquier veleidad de violencia que nunca tuvo sentido, hoy la tiene mucho menos, por lo tanto lo único que tienen que hacer los violentos es abandonar el terreno y empezar en el de la vida política, que es la única manera de entenderse y arreglar las cosas. Yo he sido un político que siempre he creído en aquello que une y no en lo que separa. Y todo eso hay que hacerlo por los medios de la política.
- Abriendo el escenario, ¿cuáles son las nuevas relaciones de poder que vislumbra tras esta crisis?
- Va a haber un cambio importante en la distribución de poder en el mundo. Algunas de las tendencias se conocían ya de antes, pero otras se han acelerado con la crisis. Fundamentalmente hay una transferencia de poder desde los clásicos estados de lo que llamamos el mundo occidental hacia el Pacífico e Índico. Y además, dentro de los Estados, hay una transferencia de poder interno entre gobiernos, mercados e incluso organizaciones no estatales, algunas buenas como las dedicadas a la generosidad, pero también con grupos terroristas o la nueva piratería que ha aparecido por los mares de Somalia, que tienen un poder que antes no tenían.
- ¿Cómo debe reaccionar Europa ante la emergencia de los países asiáticos?
- Para seguir jugando un papel importante en un mundo de cambio, Europa tiene que unirse más. Cada vez es más difícil, una fantasía, pensar que un país solo en este mundo tan complejo puede tener alguna influencia. Primero, hay que ir haciendo más en materia de integración económica. Y después, fijarse en la política exterior y de seguridad de la UE. Pero hay que hacerlo deprisa.
- ¿Qué le parece la reacción del Gobierno español ante la crisis?
- El Gobierno actúa como debe actuar desde el punto de vista de las obligaciones adquiridas con la Unión Europea. La reacción coincidió con nuestra presidencia (de la UE), por tanto, las decisiones eran para todos los países, y se han tomado de la mejor manera posible para adaptarse a una situación muy difícil.
- ¿Estamos, entonces, ante un cambio histórico?
- Un cambio que no se había producido desde hacía mucho tiempo. Desde la Revolución Industrial, el centro de la gravedad del mundo se situó en Europa. El aumento de productividad y el proceso de colonización permitió a esta pequeña parte del mundo tener un liderazgo fundamental hasta casi la Primera Guerra Mundial. Entonces empezó a haber una pequeña transferencia de poder hacia Estados Unidos. Y es con la Segunda Guerra Mundial cuando Estados Unidos se convierte en la potencia número uno del mundo occidental. Pero fue una transferencia de poder más fácil porque, al final, era entre miembros de la misma familia, con lazos bastante estrechos. Ahora, se hace hacia países como China o India que tienen una cosmovisión diferente y, por tanto, tenemos que ser capaces de adaptarnos los unos a los otros para, conjuntamente, enfrentarnos con los problemas que tiene el mundo.
- Y en este cambio de ciclo, ¿qué papel juegan los partidos?
- Tenemos que ser capaces de ser más funcionales, los problemas de hoy no se pueden resolver con las luces cortas, hay que poner las luces largas. Son problemas más bien estratégicos, y a veces no estamos bien preparados para enfrentarnos a ellos.
- ¿Cómo interpreta el distanciamiento de la sociedad hacia la clase política?
- Creo que hay cierta confusión y preocupación en la ciudadanía debido a la crisis, a las incertidumbres... es cierto miedo al miedo. Tenemos que darnos entre nosotros ciertas seguridades porque si hacemos las cosas bien no hay razón para que no salgan. Hemos pasado por momentos muy difíciles, y cuando había voluntad política y liderazgo se han resuelto. Quizás ahora hay menos calidad en las soluciones y menos liderazgo en las personas y en las instituciones.
- ¿Está en crisis la izquierda?
- La izquierda por definición tiene la obligación -no sé si la cumple siempre- de entender mejor la estructuración de los ciudadanos. Y ser capaz de dar respuestas que estén a la altura de los tiempos.
- ¿Le está costando adaptarse de nuevo a la 'vida civil' después de tantos años en política?
- Empiezo a acostumbrarme, pero no creo que me vaya a costar. Lo que me gustaría es ser capaz de devolver una parte de mi experiencia al servicio de mi país, como ciudadano comprometido. Lo peor es tener la mente estrecha; hay que ser ciudadano del mundo, preocupado por sus problemas. Es la mejor manera de entender y solucionar los tuyos.
- ¿Cree que ex dirigentes políticos de renombre deben seguir participando en la vida pública?
- Ser útil significa expresar lo que uno piensa, dar consejo cuando se le pide, no complicar. Ser parte de la solución no del problema.
- ¿Cómo ve el panorama político actual en España?
- Mis recuerdos me llevan a unas situaciones mejores de las que estamos viendo ahora desde el punto de vista del consenso o el diálogo entre distintas fuerzas políticas. Me gustaría ver más esa cooperación.
En Tuenti
«Creo que los problemas los deberían arreglar entre vascos»

Solana, ayer en la Casa de la Paz de San Sebastián. :: UNANUE

Elecciones Vascas 2012
Videos de Más actualidad
más videos [+]
Más actualidad
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.