diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 17 / 27 || Mañana 18 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Hay menores que no pueden ir a clase sin haber fumado un porro»

PSIQUIATRÍA

«Hay menores que no pueden ir a clase sin haber fumado un porro»

Ana González-Pinto Presidenta de la Sociedad Vasco Navarra de Psiquiatría

24.09.10 - 03:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El cannabis puede ser considerado socialmente como una droga blanda, pero no por ello sus efectos dejan de ser peligrosos. La influencia de su consumo en la aparición de trastornos psicóticos es una de las cuestiones que debatirán hoy en Hondarribia los asistentes a la IX reunión anual de la Sociedad Vasco Navarra de Psiquiatría. Ana González-Pinto advierte de que cada vez llegan más jóvenes con psicosis a las consultas y lamenta la permisividad social ante una droga que «está bien vista».
- ¿El cannabis puede provocar psicosis?
- La causa de la enfermedad normalmente es genética. Pero hay un 20% o 30% que sin causa genética también la desarrollan. Lo que hace el consumo de cannabis es desencadenar la psicosis y gente con una cierta predisposición genética pero que nunca hubiera llegado a desarrollar la enfermedad la desarrolla.
- ¿Quiénes son vulnerables?
- Los que tienen antecendentes familiares de enfermedad mental, pero no sólo en la familia más cercana sino en la de segundo grado, como tíos o abuelos.
- ¿Y los menores de edad?
- El cannabis tiene un efecto mayor en cerebros de menores de edad, que aún no se han desarrollado completamente, e incluso el cerebro va madurando más allá de los 18 años, hasta los 20.
- Son estos menores los que están aumentando en las consultas.
- Exactamente, se ven psicosis en edades muy tempranas.
- ¿En qué estado llegan?
- Normalmente llegan a través de los servicios de urgencias porque hay una aparición de síntomas brusca e importante, aparecen alucinaciones y delirios que generan un enorme sufrimiento en las personas que lo padecen.
- ¿Cómo se detecta a un menor fumador que empieza a tener síntomas?
- Menores fumadores hay muchos, muchos más que psicosis. Cuando un consumo es problemático, normalmente se va a producir un cierto aislamiento, un fracaso escolar, una falta de motivación. Es lo que llamamos el síndrome amotivacional, el típico pasota que parece que nada le interesa.
- ¿La calificación del cannabis como droga blanda ha traído muchos problemas?
- El cannabis no es una droga que produzca los mismos problemas que otras como la heroína, que tiene un efecto devastador sobre el ser humano, pero evidentemente no es buena para la salud mental. No se puede pensar que por el hecho de no ser tan adictiva como la heroína no es perjudicial.
- Un estudio que usted ha coordinado dice que los daños pueden ser reversibles.
- Después de haber consumido cannabis y haber desarrollado una psicosis, hemos visto que si se abandona el consumo en un período de 5 años el sujeto poco a poco va recuperando su funcionamiento anterior y eso nos llena de optimismo de cara al desarrollo de programas que ayuden a dejar el cannabis.
- ¿El cannabis es adictivo?
- Es más adictivo de lo que pensábamos. Hay personas que no pueden dejar de consumirlo a diario. Por ejemplo, hay menores que no pueden entrar en clase sin haber fumado un porro antes, o personas que no pueden dejar de fumar uno todos los días para dormir. Tiene un potencial adictivo aunque no tan fuerte como otras drogas.
- ¿De qué cantidad de cannabis hablamos?
- Hay personas que consumen el fin de semana de forma lúdica y otras que lo hacen a diario. Cuando fuman a diario, y vemos casos de fumadores de más de siete porros todos los días, hablamos de una dependencia. Pero el consumo diario ya es problemático.
- ¿Ha disminuido la edad de fumadores?
- Efectivamente. Parece que en nuestro país el consumo de cannabis está muy arraigado y el abuso se da en edades cada vez más tempranas, normalmente se empieza a los trece años. Además, la sociedad no ha hecho demasiado para evitarlo, hay una cierta permisividad en el consumo y está bien visto socialmente
- ¿Los padres también son permisivos?
- Nadie quiere que su hijo consuma estas sustancias, pero como está tan extendido muchas veces lo aceptas aunque no te guste. Los padres tienen mucho que decir, pero también la sociedad en su conjunto.
En Tuenti
«Hay menores que no pueden ir a clase sin haber fumado un porro»

Ana González-Pinto, ayer en Hondarribia. :: MIKEL FRAILE

Videos de Más actualidad
más videos [+]
Más actualidad
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.