diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 9 / 17 || Mañana 5 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Los farmacéuticos de Gipuzkoa afirman que las guardias no son rentables

SANIDAD

Los farmacéuticos de Gipuzkoa afirman que las guardias no son rentables

El coste laboral de la atención nocturna asciende en el territorio a 850.300 euros al año

30.08.10 - 02:46 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Son las cinco de la madrugada de un sábado cualquiera. Un ciudadano se encuentra en su casa incómodo, dolorido, con un malestar que le impide conciliar el sueño. Decide acudir al servicio de urgencias del hospital. El doctor de guardia le ausculta y le receta los medicamentos necesarios para sanar su dolencia. El paciente acude a la farmacia más cercana para conseguirlos. Este tipo de situaciones de urgencia son las que precisan de los servicios de las farmacias de guardia. Y éstas sostienen que, tal y como está diseñado el sistema de guardias, no les resulta rentable. Por eso, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Gipuzkoa (COFG) reclama a la Administración Pública una «reestructuración urgente» del modelo actual.
En Gipuzkoa, todos los días del año hay 19 farmacias de guardia nocturna, es decir, aquellas que cubren las urgencias desde las diez de la noche hasta las nueve de la mañana del día siguiente. Además, 26 boticas se ocupan de las guardias diurnas, servicios que se llevan a cabo de día, fuera del horario ordinario, hasta las diez de la noche. Se realizan todos los días, incluidos sábados, domingos y festivos. En total, a lo largo del año, los farmacéuticos guipuzcoanos trabajan 65.013 horas de guardias diurnas, mientras que el número de horas de trabajo por la noche asciende a las 76.285 horas. El coste de una guardia nocturna es de 122 euros.
Estas cifras suponen un elevado coste económico a las farmacias y, además, las ventas durante estas horas son escasas, aseguran desde el sector. El COFG indica que para el total de las farmacias guipuzcoanas, los costes laborales que conllevan prestar estos servicios anualmente alcanzan los 850.300 euros en el caso de las guardias de noche y 1.373.530 euros en las diurnas. En total, 2.223.830 euros de gastos. Para cada una de las 281 farmacias distribuidas a por el territorio guipuzcoano, supone un coste medio anual de 7.914 euros. No obstante, los gastos no se distribuyen de manera uniforme por Gipuzkoa, ya que no todas las farmacias realizan el mismo número de guardias. Por ejemplo, hay boticas, como las de Deba, Mutriku, Oiartzun y Oñati, que realizan 91 días de guardias diurnas y nocturnas. Otras, como las del Alto Deba, en Aretxabaleta con dos farmacias y en Eskoriatza con una, alcanzan los 121 días. Esto supone que, en el primer caso, cuatro farmacias se distribuyen el servicio de 24 horas diarias de todas las guardias del año. En la segunda circunstancia, tres boticas se ocupan de ese trabajo.
Desequilibrios
Ante estas cifras, los farmacéuticos aseguran que los ingresos no equilibran el balance de sus establecimientos. En las guardias diurnas atienden a un promedio de ocho personas, mientras que en las nocturnas tan sólo dispensan medicamentos a dos clientes. Desde el COFG estiman que la media de los beneficios durante las guardias de día ronda los diez euros, y en las de noche únicamente consiguen ganar cuatro euros con las ventas. Ángel Garay, presidente del COFG, asegura que «esto es a todas luces inasumible tanto económica como humanamente» y destaca que «esta situación no tiene parangón con ningún otro sector profesional». Como excepción señala el caso de los servicios que ofrecen las farmacias del centro de Donostia. «Estos establecimientos son los únicos del territorio en los que el servicio de urgencias se puede sostener económicamente». También reconoce que el número de pacientes atendidos en estas horas de guardia varía según el número de habitantes de la población donde esté situada la botica y si se localiza en el centro del municipio o en barrios.
El colectivo de farmacéuticos afirma que no todos los pacientes que acuden a las farmacias de guardia han sido atendidos antes por un médico, por lo que llegan sin receta de urgencias. Los medicamentos más demandados según el Colegio suelen ser Ibuprofeno, Paracetamol, Diclofenaco y Termalgin.
Además de estos datos, desde el COFG señalan que las nuevas medidas económicas adoptadas por el Gobierno para la reducción del déficit afectan sensiblemente a las farmacias. Aseguran que el Real Decreto Ley 4/2010 y el Real Decreto Ley 8/2010 han hecho disminuir la rentabilidad de las boticas guipuzcoanas por término medio en un 22%, ya que estas normas reducen el precio y la ganancia sobre el medicamento. Esto pone en peligro la viabilidad de los establecimientos más modestos.
Garay expone la necesidad de proteger este servicio: «Para salvar el servicio de guardia y urgencias es necesario realizar los ajustes precisos para suprimir los gastos ineficientes y que, aunque sigan siendo no rentables para la farmacia, no terminen siendo imposibles de asumir». Así, el presidente del COFG reclama «una reestructuración urgente del mismo, buscando una mayor eficiencia de los recursos con un mejor reparto de los servicios ajustados a las necesidades de la población».
En Tuenti
Los farmacéuticos de Gipuzkoa afirman que las guardias no son rentables

Ibon, farmacéutico de la botica de la calle Legazpi, en la capital guipuzcoana, vende unos medicamentos a una clienta. :: USOZ

Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.