diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 10 / 14 || Mañana 7 / 11 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Condenado un colegio de Vitoria por tolerar el acoso a un menor

AL DÍA

Condenado un colegio de Vitoria por tolerar el acoso a un menor

El centro deberá indemnizar con 3.000 euros a los padres de un estudiante de 12 años que recibió patadas y burlas de otros compañeros

08.07.10 - 03:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La Audiencia de Álava ha condenado al colegio Sagrado Corazón-Corazonistas de Vitoria a indemnizar con 3.000 euros a la familia de un alumno que sufrió el acoso escolar de varios compañeros desde que empezó a estudiar Primero de ESO. La sentencia, que es firme y no puede ser recurrida, considera probado que el menor sufrió todo tipo de agresiones y humillaciones durante los cursos 2005-2006 y 2006-2007. Según explicó la madre, que es abogada de profesión, el tribunal ha estimado que el centro actuó de forma «deficiente» en este caso.
La víctima, que responde a las iniciales R. L., empezó a ser acosada en clase cuando tenía 12 años. Según detalla la sentencia, recibía patadas y puñetazos, y era objeto de burlas e insultos. Le colocaban chinchetas y le escondían y robaban cosas. También tenía que escuchar comentarios de rechazo y frases como 'vete de aquí'.
En un principio, las humillaciones fueron protagonizadas únicamente por un compañero. Sin embargo, al cabo de unos meses se sumaron más alumnos, hasta que la situación derivó en «el aislamiento social de nuestro hijo», resume la madre. A pesar de ello, un informe elaborado por el colegio cuando acabó el curso 2005-2006 no reflejaba esa situación. La tutora, el coordinador y el orientador apreciaron una «evolución positiva» del conflicto. Sin embargo, según relata la Audiencia, los ataques se reanudaron el curso siguiente, cuando la víctima encontró escrita en uno de sus libros la frase 'Tonto, estás solo'.
«Decía que era injusto»
Para los padres, aquello fue la gota que colmó el vaso. El chico, que ahora tiene 16 años, cambió de colegio, igual que un hermano más joven. «Él no quería -relató la madre-. Decía que era injusto, que por qué tenía que irse si no era el culpable». Sin embargo, el menor acabó arrojando la toalla y accedió al traslado, que se produjo al concluir el primer trimestre del curso 2006-2007.
El tribunal considera que la decisión de la familia fue «lógica, razonable y no caprichosa». Los psicólogos de la Audiencia dictaminaron que «el padecimiento psicológico» del menor estaba «demostrado». Tras examinarle, apreciaron «niveles de ansiedad clínicamente significativos» y pensamientos recurrentes relacionados con situaciones «estresantes», así como «sentimientos de tristeza, deterioro de la autoestima, cuestionamiento personal y llanto». Los especialistas destacaron que, cuando el chico cambió de colegio el malestar emocional del joven fue remitiendo, circunstancia que el tribunal ha tomado en consideración «para calibrar las consecuencias de lo acontecido».
Al principio, los padres del menor denunciaron el asunto ante del Departamento de Educación -«el colegio reconoció el acoso», dice la madre- . Después acudieron a los juzgados, primero en la vía penal, que no prosperó, y luego en la jurisdicción civil. Reclamaron una indemnización de 13.098 euros, «aunque la cuestión no es económica, sino de reconocimiento de hechos», agregó la progenitora. En su opinión, el centro «actuó cómodamante al ver al grupo de acosadores descontrolado por falta de medidas disciplinarias».
La Audiencia de Álava critica que, al abordar el conflicto, el colegio incidiera en el refuerzo de las tutorías y en los encuentros individuales y de grupo con el alumnado, «dejando en un segundo plano las sesiones personalizadas de apoyo» a la víctima y la aplicación de sanciones a los acosadores.
El director de Corazonistas aseguró que, como el colegio no ha recibido la sentencia, «no nos podemos pronunciar» ni decidir sobre la posibilidad de recurrir. No obstante, la madre del menor aseguró que el centro «tiene consignados los 3.000 euros en el juzgado».
En Tuenti
Condenado un colegio de Vitoria por tolerar el acoso a un menor

Exterior del colegio donde se produjo el acoso. :: IGOR AIZPURU

Videos de Más actualidad
más videos [+]
Más actualidad
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.