diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 17 / 25 || Mañana 17 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Farmaindustria da a Sanidad diez días para que retire su plan de genéricos

SANIDAD

Farmaindustria da a Sanidad diez días para que retire su plan de genéricos

La patronal apuesta por una guerra abierta contra Bengoa y advierte de que se verán en los tribunales si arrincona los fármacos de marca

12.06.10 - 02:16 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La decisión de sustituir nueve medicamentos de marca por sus genéricos ha desencadenado una guerra sin cuartel entre las empresas farmacéuticas y el Departamento vasco de Sanidad. La patronal del sector ha retado a Rafael Bengoa a un pulso que podría terminar en los tribunales si el Gobierno Vasco no retira la iniciativa «en un plazo de diez días». Farmaindustria presentará el lunes -fecha en la que entra en vigor el nuevo sistema de control de recetas- acciones legales para pedir la «inmediata anulación de la medida de sustitución de los fármacos», además del «mantenimiento de las prescripciones de los cuatro principios activos afectados», que se utilizan en el tratamiento de diferentes enfermedades crónicas como el colesterol, la hipertensión o la osteoporosis. La iniciativa también afectará a los anticoagulantes.
La asociación de empresas farmacéuticas insiste en que la medida «vulnera el sistema de financiación y prescripción de medicamentos legalmente establecido» al impedir el acceso de los pacientes a los fármacos originales, por lo que han decidido dar un golpe en la mesa y seguir adelante en su particular batalla contra la sanidad pública vasca. El rechazo de la patronal a la petición de Bengoa para que el colectivo rectificase su postura ha sido contestado con contundencia por parte de las empresas del sector. Farmaindustria anunció ayer que interpondrá el correspondiente recurso contencioso-administrativo «si en el plazo de diez días no cesa la medida», circunstancia que las autoridades sanitarias vasca no contemplan.
El consejero ya les advirtió el jueves de que «se habían equivocado con esa medida legal» tras dejarles «claro» que «los que decidimos las políticas sanitarias a seguir en esta comunidad somos nosotros», unas palabras que parecen haber caído en saco roto para los responsables de las empresas farmacéuticas a tenor de su reacción ante la inminente puesta en marcha de la polémica iniciativa.
Sanidad defiende que la medida «es totalmente respetuosa con la libertad de prescripción médica». La diferente interpretación de este derecho es precisamente uno de los principales motivos de discrepancia entre ambas partes: Osakidetza mantiene que la sustitución de los medicamentos de marca por genéricos no implica la retirada de ningún producto del mercado, «puesto que la decisión final quedará en manos de los médicos», mientras que la patronal considera que la iniciativa «impedirá de facto a los ciudadanos vascos el acceso a medicamentos originales».
Sustituir los fármacos de marca que se prescriben en la actualidad a más de 100.000 pacientes por sus equivalentes genéricos permitirá adelgazar la factura farmacéutica en seis millones de euros y «reducir el recorte de los salarios a los trabajadores de la sanidad vasca, además de mantener los plazos de pronto pago a los laboratorios de farmacia».
En este punto, Farmaindustria reiteró ayer su «respeto y apoyo» a la prescripción por principios activos «como instrumento de ahorro y su probado compromiso con la sostenibilidad de las cuentas públicas del Sistema Nacional de Salud». No obstante, manifestó su «disconformidad con la implantación de medidas discriminatorias con la innovación y rupturistas con la equidad del sistema», una lectura que nada tiene que ver con la que hace el consejero vasco de Sanidad.
«Un toque de atención»
A juicio de Rafael Bengoa, la medida representa «numerosas ventajas» para los pacientes: el uso de productos identificados por su denominación científica en lugar de por su marca comercial es «más seguro» al evitar consumos repetidos de una misma medicina con distinto nombre, además de permitir identificar mejor las posibles interacciones entre fármacos.
Osakidetza ya explicó que no va a «obligar» a ningún facultativo a recetar genéricos, aunque «se les dará un toque de atención» para que lo hagan. De hecho, los facultativos que consideren que el principio activo no es adecuado para su paciente deberán justificar la prescripción del medicamento de marca por escrito. «Si un médico quiere seguir recetando un fármaco concreto está en su derecho. Ahora bien, nosotros trataremos de convencerle con información y con el seguimiento de su perfil terapéutico de por qué tiene que optar por el principio activo», subrayó Bengoa.
En Tuenti
Farmaindustria da a Sanidad diez días para que retire su plan de genéricos

Rafael Bengoa. :: MICHELENA

Videos de Más actualidad
más videos [+]
Más actualidad
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.