diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 10 / 21 || Mañana 14 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Las bicicletas no son sólo para el verano

CRÓNICA MUNICIPAL

Las bicicletas no son sólo para el verano

Sirven tanto para cruzar la ciudad en tiempos similiares al coche o al autobús como para transportar mercancías y aliviar el tráfico. Nuevos bidegorris y cuatro estaciones más de Dbizi contribuirán a impulsarlas

11.04.10 - 03:03 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Al menos Donostia, contradice el título de la obra teatral escrita por Fernando Fernán Gómez. La apuesta realizada hace años en esta ciudad por la bicicleta se ha convertido en una fiebre que es fácilmente comprobable en días como el de ayer, un sábado soleado en el que los bidegorris se llenaron de donostiarras y visitantes dispuestos a disfrutar del buen tiempo mientras hacían un poco de ejercicio. El cambio de hora y la llegada del buen tiempo -aunque por estos lares nunca puede cantarse victoria- ha despertado las ansias de salir de casa a reencontrarse con la ciudad después de uno de los inviernos más crudos de los últimos tiempos. Y la bicicleta parece un buen aliado para ello.
Y es que, como si de emular a la Vuelta al País Vasco se tratase, este medio de transporte ha sido protagonista en una semana municipal aún ausente del ritmo habitual tras la Semana Santa. Para empezar, un reportaje publicado el martes en esta sección acerca del tiempo que tardaban varios vehículos en cruzar la ciudad en hora punta revelaba que la bicicleta era tan competitiva como el autobús y el coche para desplazarse desde Gros hasta Igara, con tiempos similares. Un dato que invita a la reflexión en los desplazamientos internos, sobre todo en aquéllos que se realicen en la parte llana de la ciudad, porque los barrios altos siguen fuera del calendario UCI Pro-Tour y se tienen que conformar con mirar con envidia al resto de ciudadanos.
Ya sé que el bidegorri va a llegar a Intxaurrondo en unos meses, pero que proyectos como el del ascensor de Morlans acabara en el cajón, por ejemplo, no contribuye a fomentar la bicicleta. El otro día me animé a bajar en plan Indurain desde Aiete y me las vi y las deseé para subir. Primero, porque no hay por dónde. Por la acera no se puede circular y por la carretera te arriesgas a ser arrollado por los automóviles al ir subiendo a poca velocidad. Por su menor desnivel y densidad de tráfico, escogí Miraconcha pero tuve que sufrir un adelantamiento arriesgado del autobús junto al Palacio de Miramar mientras serpenteaba sobre el asfalto como los valientes de la Vuelta en el repecho de Aia -es el precio a pagar por no haber cogido la bici en años-. Al final me subí a la acera. Preferí asumir el riesgo a una multa que el físico. Es lo que hay.
Bicis para reparto

Pero, susto aparte, las utilidades de la bicicleta van más allá que las ligadas al ocio o a la movilidad personal. El jueves se conocía que San Sebastián va a realizar en junio una experiencia pionera en el Estado de reparto de mercancías que pretende ser una alternativa a los grandes camiones y furgonetas que saturan zonas peatonales y colapsan el tráfico del Centro. La experiencia piloto será patrocinada por el Departamento de Movilidad y será la empresa de bici-taxis (Txitas) la que se encargará de llevarla a cabo. Varias ciudades francesas, como París, Burdeos y Rennes ya han puesto en marcha iniciativas similares con buenos resultados. ¿Qué capacidad de carga tienen? Pues más de la que pensamos, ya que las bicicletas, de pedaleo asistido, llevan incorporada una estructura de 1.500 litros de capacidad y que puede transportar hasta 180 kilos de peso. El objetivo es dar servicio a empresas de paquetería, colaborar en la entrega a domicilio de los supermercados, y ofrecer una alternativa de transporte a todo tipo de tiendas y comercios para envíos puerta a puerta dentro de la ciudad.
Del Kursaal hasta Loiola
Además de la decena de nuevos tramos de bidegorris que aumentarán la red actual de 35 kilómetros en otros 12, destaca otro que enlazará en el mes de julio Riberas con Loiola por la vega del río. Se trata de 400 metros que unirán la plaza de Atari Eder con el puente de Egia, junto a las instalaciones de Ur Kirolak. La culminación de este tramo permitirá hacer realidad un viejo sueño para los habitantes de Loiola como es circular en bici hasta el centro de la ciudad siguiendo el Urumea. El paseo Kursaal-Loiola será dentro de poco realidad. Cuando se construya el sexto puente se podrá incluso elegir la orilla del río por la que circular en función del destino.
Lo cierto es que utilizar la bicicleta en San Sebastián es una gozada y en los próximos años esta apuesta por conseguir una ciudad más sostenible va a ser aún más fuerte cuando las rutas patrocinadas por el Ayuntamiento se una a la red promovida por Diputación. Así, será posible alcanzar Errenteria y Oiartzun por el túnel de Txaparrene y Buenavista o subir hasta Astigarraga y Hernani remontando el río. Eso sí, hay que completar esta apuestas mejorando los aparcabicis y fomentando el alquiler. Las cuatro nuevas estaciones de Dbizi son otra buena noticia para una ciudad volcada con este vehículo tan saludable.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Las bicicletas no son sólo para el verano
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.