Último cartucho del carnaval de Tolosa

Asteartita, último cartucho del carnaval de Tolosa/I. ROYO
Asteartita, último cartucho del carnaval de Tolosa / I. ROYO

Las ganas de fiesta hacen lucir la última jornada del carnaval de 2018 con el desfile de carrozas, el alarde de txarangas, los toros, las kalejiras y los bailables como citas ineludibles

ELISA BELAUNTZARAN

«Asteartita es el día para darle todo», reconocían Mikel y su cuadrilla a primera hora junto a la plaza de toros de Tolosa. El 'Toro del Aguardiente' reunió a un buen número de jóvenes 'toreros' en la monumental de la villa papelera que hicieron aplaudir a la entendida afición. Algunos se dieron más de un susto o trompicón y algún despistado unos cuantos golpes. Así ha sido el comienzo de una gran jornada carnavalera en la que aunque ha sido la última de este año no ha faltado el buen ambiente y las ganas de fiesta.

Después de haber disfrutado de la cita taurina en la 'monumental' de Tolosa los jóvenes tolosarras se han dirigido a almorzar detrás de las txarangas que animaban las primeras horas del martes mejor aprovechado de 2018. «Después de una noche un poco movidita, seguimos al pie del cañón. Hasta que el cuerpo aguante», ha asegurado Mikel mientras planeaban seguir de fiesta. La plaza Nueva era su siguiente destino. Allí la sokamuturra les ha vuelto a poner delante de un astado. «Demasiado para mi cuerpo», aseguraba uno de los jóvenes tolosarras que reconocía que era hora de retirarse.

El resto, firmes en su propósito, aguantaron hasta el comienzo del alarde de txarangas que vino a continuación. Otro de los momentos clásicos en los carnavales tolosarras, pero después de un par de piezas clásicas su entereza fue decayendo y mientras el resto comenzaba a mover el esqueleto mientras sonaba la popular habanera ‘Galtzaundi’, Mikel y el resto de sus ‘compañeros’ de faena abandonaron la plaza. Se despedían con un «luego nos vemos seguro. Si andas por ahí nos vemos seguro».

Sukalde, San Esteban, Arco Iris y Txapel Haundi han participado en el alarde de txarangas de la plaza Nueva

Mientras unos se despedían con ganas de más de fiesta, otros continuaban en ella. Las txarangas tolosarras San Esteban, Sukalde, Arco Iris y Txapel Haundi que participaron en el alarde invitaban a ello y el tiempo daba una tregua para no abrir el paraguas, toda una noticia en estos carnavales pasados por agua, a excepción de la tarde del lunes.

Desde Oriente o Barcelona

Pero el tiempo no ha sido nunca óbice para los tolosarras y todos los visitantes que se acercan a disfrutar de sus «inigualables» carnavales. De hecho, desde el lejano Oriente llegaban los representantes de ‘Shao- pottolin’ con unos vistosos trajes de ‘kun-fu’ naranjas que destacaban sobre los demás vistosos disfraces que desfilaban por las calles tolosarras. Realizaron toda una demostración de dominio y control de las artes marciales.

Dominio y control de la venta la que demostraron y lucieron Felixa, Juanita y Tomaxa que después de «habernos levantado a las 5 de la mañana aquí seguimos dispuestas a vender todo el pescauuuu... Hemos venido desde Santurce hasta Tolosa y la verdad es que tenemos todo vendido. Ahora iremos a comer, porque el marido estará esperando en casa, pero a la noche con el sueldo que hemos sacauuu hoy vamos a ir las tres a cenar y a los bailables». La dura jornada laboral-festiva de estas marchosas pescateras no mermó sus ganas de aprovechar las últimas horas de fiesta. Lo mismo que a la cuadrilla de June, Joane, Nahia, Maria, Jasone y Jone. Salieron dispuestas a buscar a Wally y no desistieron en su intento mientras se sumaban a la fiesta siguiendo el ritmo del enorme barco que llegaba a la orilla del Oria. Desde Barcelona se acercó Carles Puigdemont y un nutrido grupo de ertzainas antidisturbios que se marcaron unos animados bailes al ritmo carnavalero más discotequero.

Ajena a toda la fiesta, Maritxu se paseaba con su perrita que no logramos a ver aunque ella aseguraba que estaba allí y es que el carnaval de Tolosa es así. Hay que vivirlo para entenderlo y disfrutarlo.

Los expertos en artes marciales mostraron sus dotes, las pescateras más marchosas vendieron todo el pescado y Maritxu paseó con su perro invisible / I. Royo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos