Tranquilidad y buenos alimentos

Surtido de derivados del cerdo y productos lácteos. /  P.A.
Surtido de derivados del cerdo y productos lácteos. / P.A.

Ayer hubo coliflores de buen aspecto, lustrosas acelgas, brillantes espinacas y zanahorias o manojos de puerros de blanco y terso aspecto

PABLO ALBERDI TOLOSA.

La tranquilidad fue la reina ayer en el mercado semanal de Tolosa, donde no fue hasta bien entrada la mañana cuando las mesas comenzaron a animarse. De todos es sabido la influencia que suele tener la cuesta de enero en los bolsillos de los compradores, y que las cosechas en el primer mes del año suelen estar regidas por los rigores del invierno. Con todo ello, o más bien a pesar de ello, la lista de producto fue muy variada, abarcando desde la muy nombrada oferta de fruta de temporada, hasta la presencia de verduras de invierno que mostraban franca mejoría respecto de la semana pasada. Había coliflores de buen aspecto aunque contenido tamaño, lustrosas acelgas, manojos de puerros de blanco y terso aspecto, o brillantes espinacas y zanahorias.

Cabe hablar de los productos que de carácter menos temporal que semana tras semana se encuentran en los puestos especializados. Si bien muestran cierta estacionalidad relacionada con el vivir de los animales domésticos que los surten, nos abastecen a lo largo de los doce meses de derivados del cerdo, derivados de la vaca, quesos de oveja y de vaca, además de cabra, incluso yogures y postres lácteos. Hablamos entre otros de la mesa del caserío Mahala, de Leaburu-Txarama, sin duda un perfecto ejemplo y demostración de que hay un paso más posible en los caseríos de la zona para hacer de algo tradicional, un modelo competitivo y que puede disputarse de tú a tú con multinacionales supranacionales la demanda del mercado. De gran éxito suelen ser semana tras semana los derivados del cerdo frescos y en adobo que ofrecen, y atención a los precios de los yogures y derivados.

Éxito parecido suelen tener las verduras de procedencia exótica que se van introduciendo en las mesas y huertas. Solemos comentar la introducción de nuevas especies y parece que los comentarios calan, puesto que las últimas en unirse a la lista disponible, como han sido el pack-choi y la mizuna no suelen permanecer en el puesto de Barazki bizidunak mucho tiempo. Cuentan con una clientela de origen asiático que, conocedor del producto, lo valora en su medida y suele adquirir la totalidad de la oferta. Por algo será.

Lo mismo podemos decir de otras como la chayota, que suelen ser nuestros conciudadanos de origen centro y suramericano los que la conocen y la valoran por encima de la patata. Aseguran que se trata de un producto más ligero que el tubérculo, probablemente por tratarse de un fruto, y que supone una alternativa perfecta en sopas, purés, tortillas e incluso como acompañamiento. El apio es otra verdura que aunque más introducida en nuestras mesas que las anteriores, suele tener más éxito en cocinas africanas y americanas.

Como puede comprobarse, el mercado semanal no para de crecer desde sus orígenes allá por el descubrimiento de América. Sería bonito ver un muestrario del producto cultivado y vendido entonces para compararlo con el de ahora, y lo que nos hemos enriquecido con las hibridaciones culturales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos