Trabajadores de Tolosaldea Bus denuncian la «financiación de su precariedad laboral»

Trabajadores de la empresa Tolosaldea Bus, durante su comparecencia ofrecida ayer en la sede sindical de ELA de Tolosa. /  IÑIGO ROYO
Trabajadores de la empresa Tolosaldea Bus, durante su comparecencia ofrecida ayer en la sede sindical de ELA de Tolosa. / IÑIGO ROYO

Se encuentran en huelga desde el pasado mes de enero y reivindican el «derecho a negociar» un convenio de empresa

ELENE ARANDIA TOLOSA.

Los trabajadores de la empresa Tolosaldea Bus comparecieron ayer ante la opinión pública con el objetivo de «reivindicar» un convenio de empresa que «recoja la realidad» y que «dignifique sus condiciones laborales».

La empresa está compuesta por 26 trabajadores actualmente, de los cuales 18 se encuentran en huelga desde el pasado 27 de enero. Estos explicaron a través de la lectura de un comunicado que la «precariedad laboral que padecemos está poniendo en riesgo nuestras vidas y la de los usuarios de nuestras líneas». «Trabajamos 1.800 horas al año, todos los días del año, con los tiempos de descanso mínimos semanales que muchas veces llegamos a incumplir, y aún así ganamos 1.300 euros al mes».

Según detallaron, las empresas socias Autocares Aizpurua, Autobuses Garayar o Ekialde Bus cuentan con acuerdos con condiciones superioes, «y una diferencia salarial de hasta 7.000 euros al año».

Tolosaldea Bus ofrece tres tipos de servicios: el «discrecional, el servicio de línea dependiente de la Diputación de Gipuzkoa y el urbano, dependiente del Ayuntamiento de Tolosa». «Pero además de conducir, también limpiamos los autobuses de forma gratuita, aunque en los pliegos de la Diputación», dicen, «existe una partida de dinero para contratar a personal para que efectúe dicho trabajo. ¿Dónde está ese dinero? Dos compañeros realizan el transporte urbano, dependiente del ayuntamiento, trabajando cuatro horas extras semanales. Los pliegos recogen que este servicio se debe hacer por dos personas a jornada completa y una a media jornada. ¿Dónde está esta persona? Estamos hablando de dinero público, y exigimos tanto a la Diputación como al Ayuntamiento de Tolosa que hagan un seguimiento del cumplimiento de los pliegos que a día de hoy no se está haciendo», añaden los trabajadores. La «falta de control», señalan, va más allá del motivo económico, y afirman que «se utilizan autobuses no adscritos a la concesión».

Tras los carnavales, los trabajadores manifiestan que la alcaldesa Olatz Peon, «en lugar de exigir a la empresa sentarse a negociar solicitó servicios mínimos nocturnos sin respetar el derecho a huelga de los trabajadores que afortunadamente el Gobierno Vasco no decretó», y aluden a las declaraciones recientes de la diputada Marisol Garmendia por la decisión tomada por el Gobierno Vasco. Asimismo, vinculan la «responsabilidad del conflicto» a la dirección y a ambas representantes. «Les comunicamos que Tolosaldea Bus es concesionaria del servicio público de línea en Tolosaldea», y que «este servicio depende de los pliegos de la Diputación de Gipuzkoa. Le exigimos que se siente a negociar con la dirección, esa es la solución del conflicto, no poner más o menos servicios mínimos. También, el servicio se puede subcontratar, la responsabilidad no», apuntaron ayer.

Los trabajadores señalaron que la dirección de la empresa no ha querido sentarse a negociar. «Lo único que nos han dicho es 'ya os cansaréis'. Su prepotencia es tal que prefieren vernos doblegados a solucionar este conflicto a través de una negociación. No les importa que los usuarios vean afectados los servicios de autobús, y mucho menos que sus trabajadores estemos de huelga», concluyen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos