Topa denuncia «la falta de traumatólogos» y el aumento de la «precariedad sanitaria»

Portavoces del Topa, durante su reciente asamblea. /  IÑIGO ROYO
Portavoces del Topa, durante su reciente asamblea. / IÑIGO ROYO

DV TOLOSA.

La plataforma a favor de la sanidad pública de Tolosaldea (Topa), ha denunciado en el Pleno del Ayuntamiento y en una rueda de prensa en la casa de cultura, el «problema que se está generando por la falta de traumátologos en la clínica de La Asunción». Según los portavoces de la asociación, a Tolosaldea le corresponderían 6,5 especialistas en traumatología «y en el momento actual cuenta con 3,5». La consecuencia, dijeron los portavoces de Topa, es que se están produciendo unas «importantes listas de espera en consultas de traumatología». «Hay más de 200 volantes esperando con tiempos de espera superiores a los dos meses. Hay retraso en las consultas y en las intervenciones quirúrgicas», aseguraron.

Según palabras de los representantes de la plataforma, estos retardos conllevan también «un retraso en la cura de los pacientes y una prolongación en los tiempos de baja laboral». Asimismo, prevén que la misma situación se producirá en otras especialidades médicas, «cuando se jubilen otros especialistas que llevan trabajando muchos años».

Los portavoces del Topa volvieron a defender la gestión pública de la sanidad pública y la publificación de la clínica. Aseguraron que el problema de traumatogía es «el último capítulo de una teleserie negra», y volvieron a insistir en «la falta de inversiones durante treinta años en el hospital, en el hecho de que «muchos médicos jubilados sigan trabajando», o que estén actuando «generalistas como especialistas».

Topa criticó a Osakidetza por no encarar el tema de la sanidad en Tolosaldea, «prolongando el convenio público-privado y eludiendo la responsabilidad de gestionar correctamente los fondos públicos». Los portavoces del Topa dicen que «a esta clínica privada le ha pagado el Gobierno Vasco más de 20 millones de euros por un servicio que no está prestando» y pide más control. También se pregunta si los dirigentes del gobierno municipal «tienen la conciencia tranquila». «Están bien los txotxongilos y las chuletas, pero la sanidad también requiere vuestra atención», dijeron desde Topa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos