El Tolosa CF no arroja la toalla y seguirá luchando por el ascenso

Zabaleta logra el gol del empate que hizo posible pensar en la remontada. /  FOTOS: IÑIGO ROYO
Zabaleta logra el gol del empate que hizo posible pensar en la remontada. / FOTOS: IÑIGO ROYO

El encuentro entre los dos mejores equipos de la División de Honor Regional fue intenso y vibrante, pero dejó un poso de decepción

J. GOÑI TOLOSA.

El Tolosa CF no pudo con el líder Ordizia pero ni mucho menos arroja la toalla. El empate a uno deja un sabor amargo, porque en la parroquia urdiña había grandes esperanzas depositadas en este encuentro, pero al final no se sumaron los tres puntos y los ordiziarras se llevaron además el 'golaverage' a favor en caso de igualdad final.

Berazubi vivió una de esas tardes con sabor a gran fútbol. Buenísima entrada al estadio, con nutrida presencia de aficionados ordiziarras, para presenciar un choque intenso de principio a fin. El Ordizia llevaba muchas jornadas a un nivel más discreto, pero el domingo jugó un sólido partido en Berazubi. «Llevábamos tiempo sin hacer un encuentro tan redondo», confesaban varios hinchas goierritarras.

El encuentro comenzó con un respeto mutuo por parte de ambas escuadras. No hubo ocasiones en los primeros minutos. Había miedo a perder, pero el Ordizia, bien posicionado, al más puro estilo 'Atlético de Madrid', con dos líneas de cuatro, se erigía en un rival rocoso y evidenciaba tener las cosas muy claras. Al equipo local se le hacía difícil penetrar en su sólido sistema defensivo -quizás no abrió el campo como debía hacerlo-, pero además el contrario supo llevar peligro y gozó de las ocasiones más claras. Se veía venir el 0-1 y así ocurrió.

En la segunda parte cambiaron las cosas, sobre todo porque los cambios que introdujo Ander Avellaneda resultaron muy efectivos. El gran gol de Zabaleta animó a la parroquia local y el equipo urdiña jugó sus mejores minutos en esta fase del juego. Veíamos más que posible la remontada, pero el Tolosa CF no aprovechó esta tendencia positiva y en el tramo final de este segundo periodo fueron otra vez los ordiziarras quienes estuvieron más asentados y adquirieron mayor protagonismo.

El entrenador, Ander Avellaneda, hacía un balance constructivo. «Quizás nos jugábamos más nosotros y se notaba la tensión. Ellos son líderes por algo. Quizás no supimos leer el partido en el primer tiempo, pero en el segundo tuvimos nuestro momento y no lo aprovechamos. Acabamos perdiendo algo el control y ellos llevaban peligro en las faltas y en los saques de esquina. No tuvimos claridad al final».

Ander está muy orgulloso de su equipo. «Lo dimos todo y, si no jugando nuestro mejor partido empatamos con el líder, hay que valorarlo positivamente». «Todavía quedan seis jornadas y puede pasar de todo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos