Ya sólo quedan doce meses y medio

Limpieza a fondo, ayer por la mañana, de una de las zonas más 'castigadas' de los carnavales, la de los                                        aledaños de la plaza del Triángulo. /  FOTOS IÑIGO ROYO
Limpieza a fondo, ayer por la mañana, de una de las zonas más 'castigadas' de los carnavales, la de los aledaños de la plaza del Triángulo. / FOTOS IÑIGO ROYO

La lluvia ha condicionado los Iñauteriak 2018, pero los tolosarras no se han quedado en casa

J. GOÑI TOLOSA.

Tolosa vuelve a sumegirse en la normalidad, al tiempo que activa ya la cuenta atrás del cronómetro hacia los próximos carnavales, que llegarán tardíos (3 marzo 2019 será el domingo de Iñauteriak). Es la hora de la recuperación y de empezar a hacer balance, de contrastar opiniones, valorar lo mucho positivo que tiene esta fiesta (amplia participación popular, imaginación, música, ambiente en la calle...), y lamentar los puntos negativos (destrozos en escaparates y bares, agresiones, botellón, ruido...), intentando buscar soluciones de cara al futuro.

La primera referencia obligada es la que concierne al tiempo. Está claro que han sido unos Iñauteriak invernales, condicionados por el frío y la lluvia, pero dadas las previsiones catastrofistas que se barajaban, también hay que agradecer los momentos en los que el cielo ha concedido una tregua. El lunes, por ejemplo, hasta llegó a lucir el sol. Una pena que la lluvia no hubiese cesado un poquito antes, para haber permitido la salida normalizada de todos los grupos de tiempo libre.

La novedad de los Iñauteriak 2018 estaba en la ampliación del recinto festivo para descongestionar las zonas habituales de San Francisco y Rondilla. En general, se valora bien por parte de la ciudadanía la toma activa de decisiones, la búsqueda de soluciones, independientemente de que salgan peor o mejor. Luego confluyen opiniones para todos los gustos. Unos aseguran que ésta es una medida efectiva y válida, que se notará incluso más cuando salgan más carrozas (este año ha disminuido la participación), y que la avenida de Navarra, por ejemplo, estuvo muy animada el domingo. Otros echaron en falta más plataformas y carrozas en la zona de Rondilla.

Funcionó la medida de respetar la música de las txarangas entre las seis y las ocho de la tarde

En cualquier caso, complace destacar la imaginación e implicación de los grupos -con muchísima juventud tolosarra participando-, a la hora de montar números, bailes y parodias. Aunque es bien cierto que, este año, quizás por ser unos carnavales tempraneros o por el mal tiempo, ha habido una sensación de menos gente en general, tanto participando como viendo.

Lo que está claro es que tampoco se ha logrado atajar el problema de la saturación de las 'minicomparsas' ruidosas del Triángulo, aunque este año ha habido algunas menos que en el 2017. Habrá que seguir trabajando en ello, sin demonizar, buscando alternativas constructivas.

Sí parece haber coincidencia generalizada en lo acertada que ha resultado la medida de silenciar la megafonía de las carrozas entre las seis y las ocho de la tarde, para permitir que sonara 'a tope' la música de las txarangas en la 'bajada de los toros'. Los grupos la han respetado y las txarangas la han agradecido.

¿Y el botellón? Pues nada, un año, más, ha estado bien presente, sobre todo en la tarde del domingo y en la noche del lunes. La policía llegó a intervenir botellas de vodka a niños y niñas de doce años. Los adolescentes vienen en manada desde diferentes puntos de Gipuzkoa y en muchas ocasiones ni se molestan en acudir al epicentro de la fiesta. Nada más bajar del tren, se quedan en San Francisco, Geltoki, Alliri, a veces llegan hasta el Triángulo... El consumo de alcohol en menores de edad es aquí bien visible. Es un fenómeno muy difícil de atajar desde el propio Tolosa, y eso que este año han venido menos chavales debido al mal tiempo.

Con el objetivo de advertir a la juventud de los peligros del alcohol, el Ayuntamiento realizó una labor especial estos carnavales. Así, se remitió una carta a todo el alumnado y padres y madres de los colegios de Gipuzkoa, informando sobre la situación que se da en carnaval, sobre todo el lunes, ofreciendo algunos criterios de actuación como ayuda. Es verdad que no ha habido incidentes reseñables, más allá de algunas intoxicaciones etílicas, pero la imagen del botellón masivo resulta muy visible. Ya hay quien pide que ni Renfe ni Lurraldebus monten servicios especiales nocturnos.

Incidentes

Una fiesta con la dimensación que han alcanzado los Iñauteriak genera siempre incidentes. El más grave, sin duda, ocurrió en la noche del Jueves Gordo. Un menor de edad permanece ingresado en la Residen- cia de Donostia por una fractura en la base del cráneo tras sufrir un botellazo en la calle Rondilla. También se produjeron roturas en escaparates en la noche del lunes.

La Policía Municipal ha recibido sesenta avisos por pérdida de documentación y robo o pérdida de carteras y móviles. Cuarenta carteras y cinco teléfonos móviles han sido entregados en su oficina. Veinte han sido las personas implicadas e identificadas en disputas. Cinco establecimientos de la localidad han sufrido daños materiales, mayormente roturas de cristal.

Gran trabajo de limpieza

Por otra parte, en la limpieza de las calles se han utilizado 452.000 litros de agua y 500 litros de desinfectante. Impresionante, un año más, lograr que las calles amanecieran limpias, porque a la noche eran un auténtico estercolero.

La recogida de residuos también ha sido especial durante días: se han colocado más contenedores y se han establecido nuevos puntos de recogida. A lo largo de los seis días de Iñauteriak se han recogido 159 m3 de residuos en la calle. El Ayuntamiento ha puesto de relieve la labor de los 39 operarios que trabajan en la limpieza de las calles, así como la colaboración y el respeto mostrado por la ciudadanía.

El tren y el autobús han sido los medios de transporte elegidos por la ciudadanía guipuzcoana para acudir a los carnavales. Hubo también una amplia utilización de los parkings periféricos. También hay que mencionar el hecho de que el Ayuntamiento haya contratado a doce ayudantes de tráfico. Desde el consistorio quieren agradecer el trabajo que han llevado a cabo.

Email para aportaciones

Desde 'Tolosa eus' se han cubierto muchos de los actos carnavaleros y se han emitido en directo el concierto de la Banda de Música municipal, el chupinazo y la Diana. También en el canal 'Tolosako iñauteriak' de youtube y en las redes sociales (twitter, facebook e instagram). Todos los contenidos se han ofrecido como señal institucional, difundiendo la fiesta por todo el mundo. Se invita a la ciudadanía a compartir el contenido utilizando el hashtag #TolosakoIñauteriak.

Ayer se hizo ya la primera valoración oficial. Se recogen nuevas ideas y sugerencias en la siguiente dirección de mail: kulturetxea@tolosa.eus.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos