Unos sanjuanes más que participativos

Estampa de la procesión y San Juan, a su paso por la plaza Gorriti. / IÑIGO ROYO

Los actos tradicionales de la mañana del día de San Juan se han prolongado este año y piden agilizarlos para «mantener el ritmo»

ELENE ARANDIA TOLOSA.

Días después de rematar con el último fin de semana de San Juan, el pasado miércoles los ciudadanos se reunieron para valorar cómo se han desarrollado las fiestas, así como los actos programados por el Ayuntamiento para este año.

En la reunión, de una hora y media de duración, se recogieron las primeras impresiones. La programación fue valorada positivamente; entre los actos, la fogata infantil Su Txikia se consolida y ha destacado por una mejor organización; las regatas nocturnas han sido una idea «interesante» aunque no han cuajado por la iluminación, y los espectáculos musicales e infantiles han sido un «acierto», han movido a un gran número de gente, aunque los tolosarras piden más presencia de txarangas y de música en formato de a pie de calle, sobre todo, para los días señalados.

El Día de las Cuadrillas sigue siendo uno de los grandes alicientes de las fiestas. La cifra en la comida popular de la plaza Euskal Herria se mantiene, 1.600 personas es el cupo fijado por el Ayuntamiento hace varios años, que se intenta respetar para la seguridad y el espacio limitado de la plaza. De cara a futuras ediciones, por el momento no se habilitará más espacio, pero una de las propuestas recogidas solicita instalar más toldos o espacios cubiertos y así distruibuir mejor a los comensales.

Las personas que acudieron en representación de la comisión de organizadores de este día mencionaron la «falta de implicación» y el «descuido» de la gente en la recogida de los residuos generados durante la comida popular de este año, y recalcaron, a su vez, el buen ambiente festivo que se creó durante la jornada.

Una vez más, la labor realizada por el equipo de operarios encargado de la limpieza de las calles y la recogida de residuos fue valorada positivamente.

Desfile y más escopetas

En referencia a los actos tradicionales, el número de participantes en el Alarde de San Juan ha aumentado de nuevo este año; de las 1.300 personas que desfilaron el año pasado, esta vez han participado 1.500 escopeteros y txilibitos, distribuidos en quince compañías, donde destaca la implicación del público más joven y la presencia de la mujer en esta parte de la fiesta.

No cabe duda de que gracias a la alta participación en el alarde de escopeteros, la fiesta del día 24 se ha revitalizado. Este fenónemo en cambio, también ha dado lugar a opiniones muy diversas. Hay quienes recalcan que la calidad musical y visual del desfile en cuanto a la vestimenta «ha bajado», otras personas cuestionan si realmente el desfile se está «desfigurando», «vemos muchos txilibitos, pero no suenan», dicen, pero lo cierto es que todos coinciden en que el ambiente festivo es «mayor» y «ha mejorado» en comparación con los primeros años del alarde de armas. En este sentido, vista la experiencia de otas ediciones, varias compañías han aumentado el número de ensayos para perfeccionar la melodía tradicional de los txilibitos.

Este año, la opinión popular destaca que los actos de la mañana se han prolongado demasiado, los asistentes proponen al consistorio agilizarlos, distribuyendo y fijando mejor los recorridos de cada agrupación para «evitar aglomeraciones» y «mantener el ritmo».

Por otro lado, las subvenciones para las escopetas es otro de los puntos que vuelve a salir a debate este año; algunos plantean que las personas que ya no participan en el desfile entreguen las escopetas a sus respectivas compañías, y que sean estas la que lleven el control de las mismas; otros, en cambio, creen que el Ayuntamiento debería subvencionarlo...

Fotos

Vídeos