La sanidad, el 8-M, el Sáhara y las banderas centraron el debate del Pleno

El Pleno debatió asuntos de interés; María Lasa, en primer término, pone fin a su etapa como concejal./
El Pleno debatió asuntos de interés; María Lasa, en primer término, pone fin a su etapa como concejal.

Se colocará una placa junto a la bandera española para testimoniar la «imposición que supone su colocación»

JUANMA GOÑI TOLOSA.

Desde el apoyo al Sahara y a la huelga de las mujeres del 8-M, hasta la denuncia por la «imposición» de colocar la bandera español en el Ayuntamiento, un nuevo debate sobre la sanidad, la situación de Tolosaldea Bus, la renuncia del cargo de la concejala María Lasa o el espacio coworking de Oriaburu... Muchos temas objeto de debate en el Pleno de febrero que acaba de celebrar la corporación.

Bandera española. El gobierno municipal ha colocado, en el balcón de la casa consistorial, una bandera española de mayor tamaño de la que había, tras el requerimiento judicial que obliga al Ayuntamiento a dar mayor visibilidad a la enseña que, desde 2014, ondeaba junto a otras de reducida extensión. El PNV presentó una moción para criticar la «imposición» que supone esta sentencia, y en la que se acuerda colocar una placa que así lo testimonia, dando reflejo a que «la bandera ondeará en contra de la voluntad de la mayoría de los tolosarras». La moción contó con el apoyo de EH Bildu. Su portavoz, Ibai Iriarte, aseguró que «la bandera española es el reflejo de una imposición», y que ahora mismo, «España es un lastre». «Este tipo de agresiones requiere de respuestas colectivas. Cuando estábamos en el gobierno y nos vimos obligados a colocar la bandera, nos resultó imposible consensuar un texto unido», señaló. La alcaldesa dijo que «esta moción nos puede servir para intensificar las diferencias entre dos formaciones abertzales». El PSE-EE votó en contra.

La Sanidad. Representantes de los trabajadores de La Asunción y de la plataforma Topa tomaron parte en el Pleno para denunciar, como ya lo hicieron en la anterior sesión, la «precarización de la sanidad en la comarca» y la «fuga de personal de la clínica». También para exigir la implicación del Ayuntamiento en el tema de la sanidad. EH Bildu pidió a la alcaldesa un mayor grado de compromiso. «La Sanidad no es competencia municipal pero cuando estábamos en el gobierno presionábamos continuamente ante el Gobierno Vasco. Queremos saber cómo se están gestionando esos 21 millones que recibe la clínica», comentó el portavoz de EH Bildu. La alcaldesa afirmó que «asume la responsabilidad para tomar decisiones», que se había reunido ya varias veces con el Gobierno Vasco para ejercer de mediadora. También anunció que el día 12 de marzo (20.00 horas), se celebrará un pleno monográfico sobre la Sanidad.

Cambio de edil. La concejala de EH Bildu María Lasa anunció en el Pleno su decisión de dejar el cargo ante la imposibilidad de compaginar su trabajo profesional con el ritmo que exige la labor en el Ayuntamiento. La alcaldesa, Olatz Peon, agradeció su compromiso y sus compañeros de EH Bildu aseguraron que había sido «un honor» trabajar con ella. María Lasa será sustituida por Kristina Peláez.

Tolosaldea Bus. Los trabajadores acudieron al Pleno para explicar su situación, denunciar lo que calificaron de «juego sucio» de la empresa, su falta de voluntad por llega a un acuerdo, y exigir la readmisión de su compañero despedido.

A favor del Sáhara. Con motivo del 42 aniversario de la proclamación de la República Democrática Árabe Saharaui, el Pleno aprobó por mayoría absoluta una moción en la que manifiesta su «denuncia y rechazo más absoluto ante la conculcación de los derechos humanos que se producen en los territorios ocupados».

La huelga del 8-M. Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el Pleno aprobó una moción en la que el Ayuntamiento se compromete a apoyar la huelga general de mujeres, a facilitar las concentraciones y actividades que se organicen en Tolosa, y a colgar del balcón del Ayuntamiento la bandera feminista como símbolo de apoyo a la huelga de las mujeres.

Edificio Oriaburu. El chalet Oriaburu, que acaba de ser reformado, se convertirá en un espacio para profesionales independientes o pequeñas y medianas empresas (pymes), que tendrán opción de desarrollar diferentes trabajos o proyectos compartiendo un espacio físico y virtual. En el Pleno se aprobó el texto refundido de la ordenanza reguladora de este espacio 'coworking' para fomentar el emprendizaje.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos