La reforma del apeadero, una vieja aspiración que por fin va a ser atendida

El apeadero de Tolosa tiene notorios déficits de accesibilidad. /  IÑIGO ROYO
El apeadero de Tolosa tiene notorios déficits de accesibilidad. / IÑIGO ROYO

Adjudicado el proyecto para adaptar la estación en un plazo de cinco meses y por un importe de 44.854 euros

JUANMA GOÑI TOLOSA.

La noticia de que Adif, finalmente, ha decidido atender las demandas de los usuarios del apeadero y de los colectivos que denuncian su precaria situación, ha sido recibida con satisfacción, aunque tantos unos como otros aseguran que las obras «llegarán tarde» y que tenían que haberse iniciado hace tiempo. «No se puede justificar mantener así el apeadero», insisten.

El acceso del andén al tren aquí es uno de los más peligrosos de todas las treinta estaciones de Renfe en Gipuzkoa. La separación entre andén y tren es de unos 50 centímetros, a los que hay que añadir la altura, que supera los 40 centímetros. Muchos de los usuarios del apeadero han comentado que esta precaria situación ha generado graves accidentes por caidas, dándose casos de personas que han caído en el hueco entre el andén y el tren, quedando atrapadas en el mismo.

Además, el 'Diagnóstico sobre Accesibilidad en el Transporte Público', elaborado por el Ararteko, describe el apeadero de Tolosa como «inaccesible». «La accesibilidad a los andenes es muy precaria. Para llegar hasta ellos hay que subir o bajar nada menos que veinticuatro escaleras. Las personas con movilidad reducida se enfrentan a una dificultosa experiencia», se leía en este informe.

Y ojo, que no nos referimos a una pequeña estación poco utilizada en Gipuzkoa. Este apeadero es uno de los más usados por los usuarios de Renfe, el sexto en el ranking en Gipuzkoa. Más de 1.000 personas lo utilizan cada día.

Adif ha adjudicado, por fin, la redacción del proyecto de accesibilidad para este apeadero. El objeto es la adaptación de las instalaciones existentes para favorecer la movilidad de todo tipo de usuarios. El proyecto deberá incluir las condiciones para la instalación de ascensores, y cuantas actuaciones sean precisas para llevarlas a cabo, y su encaje en las instalaciones actuales. Deberá contemplar también la eliminación del actual paso a nivel entre andenes, la reposición del borde de andén y el pavimento. Se acometerá, además, el recrecido en altura de los andenes, para favorecer el acceso a los trenes que circulan en la línea. Y se contempla adecuar las instalaciones de la estación: los edificios de viajeros existentes, barandillas, escaleras y cerramientos, además de llevar a cabo las modificaciones eléctricas y de comunicaciones que sean necesarias.

La adjudicación de la redacción del proyecto ha correspondido a la ingeniería Dynamis. El importe es de 44.854,7 euros, con un plazo de ejecución de cinco meses.

Fotos

Vídeos