El Redline Mekanika Take juega hoy en Pamplona ante el líder de la categoría

Karim, en uno de los partidos del equipo tolosarra en esta temporada. / IÑIGO ROYO
Karim, en uno de los partidos del equipo tolosarra en esta temporada. / IÑIGO ROYO

El equipo ha trabajado muy bien durante el parón navideño y el objetivo es dar la sorpresa para poder aspirar a lo máximo

J. GOÑI TOLOSA.

Prueba de fuego para nuestro principal equipo de baloncesto, el Redline Mekanika Take, que hoy juega en la cancha del líder, el San Cernín (20.30 horas, Pamplona). Los tolosarras despidieron el año 2017 con buenas sensaciones y, tras el parón navideño, están dispuestos a seguir con su escalada y aspirar a lo máximo.

«El parón ha sido positivo para ajustarnos como equipo. El periodo sin competir es largo y es clave llegar con ritmo de competición», apunta el entrenador, Yon González. El rival de hoy, el San Cernín, es un equipo que tiene a jóvenes talentosos y a veteranos experimentados como Iñaki Sanz, jugador hace no mucho de ACB. «Es un base que maneja el partido a su antojo y tendremos que trabajar para anular su aportación», apunta el entrenador tolosarra. Los jóvenes de San Cernin, son muy físicos e intensos. «Será un partido muy difícil pero creo que hemos llegado preparados tras las navidades. Nos tendremos que multiplicar en posiciones interiores para poder dominar rebote y correr al contraataque. De esa manera, podremos dar una sorpresa lejos de Usabal», vaticina Yon. Miguel Cruz e Ibai Gil son bajas para este partido, pero el resto de componentes de la plantilla está listo y preparado.

Está claro que el equipo ha ido de menos a más en la temporada. Ha mejorado en oficio. Se muestra más sólido incluso cuando no domina el ritmo de partido, y esto le da confianza. «Todavía necesitamos que los jóvenes sigan creciendo. Ése es el objetivo principal de la temporada y cuanto más crezcan los chavales, mejor jugará el equipo», apunta Yon para quien, en defensa, el equipo tiene que dar un paso adelante, y espera que sea cuestión de tiempo.

El cuerpo técnico del club admite que no esperaba encontrarse tan cerca del liderato al llegar a navidades. No era el objetivo básico del equipo, pero bienvenido sea. El míster cree que el equipo ha pasado por una fase de acoplamiento que le ha costado derrotas, «pero estamos situados donde queríamos desde el principio». «Hay mucha igualdad por detrás y no nos podemos relajar, pero los partidos ganados hasta ahora ya no nos los va a quitar nadie. El trabajo navideño será clave para marcar nuestro futuro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos