Preocupación de los trabajadores de la residencia Iurreamendi ante su entrada a Kabia

Los trabajadores de Iurreamendi durante la comparecencia realizada ayer por la mañana. / IÑIGO ROYO

El organismo autónomo adscrito a la Diputación Foral de Gipuzkoa asumirá la gestión de dieciséis residencias municipales de Gipuzkoa

ELENE ARANDIA TOLOSA.

Los trabajadores de la residencia municipal Iurreamendi presentaron ayer a la opinión pública en una rueda de prensa su malestar y preocupación por su futura situación laboral y las consecuencias que pueda generar en los residentes la «inminente» entrada de Yurreamendi a Kabia, organismo autónomo adscrito al Departamento de Políticas Sociales de la Diputación, el cual asumirá la gestión de 16 centros residenciales y centros de día de Gipuzkoa para personas mayores y personas en situación de dependencia de titularidad municipal, debido a la Ley de Servicios Sociales.

Marivi Querejeta (ELA), Ana Mari Aranguren (LAB) y Aintzane Diaz (Satse), en representación de los trabajadores, mostraron su desacuerdo con la «actitud» mostrada por el Ayuntamiento de Tolosa, y «en especial» a la presidenta de la comisión de Iurreamendi, la alcaldesa Olatz Peon. «¿Qué pasará con todos los trabajadores autónomos, las condiciones de trabajo del personal fijo, los contratos de los interinos, y con la reorganización de los puestos de trabajo de 2013 y su respectiva valoración? No recibimos una respuesta concreta y esta situación nos produce malestar. Por un lado, nos comunican que nuestra situación se mantendrá estable, pero por otro, han comenzado los movimientos realizando cambios de puestos de trabajo a dedo. Es intolerable», añadían.

Los trabajadores, a su vez, hicieron referencia a la reciente presentación de la receta electrónica que ha tenido lugar en el Complejo Asistencial Uzturre. «La visita de representantes del Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Gipuzkoa y la alcaldesa de Tolosa a este centro privado nos ha dejado desconcertados. Al contar con una residencia municipal en Tolosa, ¿no era más adecuado hacerlo aquí? Todo ello, teniendo en cuenta que la implantamos hace más de un año, así como la opción de acceder al historial de Osakidetza. ¿Qué sentido e interés puede tener? ¿Puede que tenga relación con la privatización que están llevando a cabo dichas organizaciones?», señalaron.

Los trabajadores de Iurreamendi concluyeron su comparecencia lanzando un mensaje al consistorio: «pedimos que se detengan los cambios de puestos de trabajo, que podamos dialogar y acordar el futuro de la residencia en torno a una mesa, y que en el proceso del cambio en la gestión de la residencia, la Diputación proteja a nosotros los trabajadores y garantice nuestras condiciones. Los residentes lo merecen».

Fotos

Vídeos