La plaza de toros aguarda la fase más importante de su reforma

En estas dos primeras fases de la obra, entre otras actuaciones, se han sustituido algunas estructuras de madera por otras metálicas./ROYO
En estas dos primeras fases de la obra, entre otras actuaciones, se han sustituido algunas estructuras de madera por otras metálicas. / ROYO

El estudio de uso de los equipamientos socioculturales determinará qué nuevas posibilidades de utilización tiene la plaza

JUANMA GOÑITOLOSA.

En las dos fases de la reforma de la plaza de toros, ya concluidas, se han creado tres salidas nuevas, consolidado la estructura de los palcos y sustituido todos los canalones. Las gradas y los palcos se renovarán completamente en las dos últimas fases del proyecto, las más importantes, que se acometerán a lo largo del ejercicio 2018-19.

Al finalizar todas las obras, la plaza de toros tendrá cabida para 3.316 personas. Tras llevar a cabo el análisis de los usos de la plaza, el ayuntamiento lo incluyó en el análisis de los equipamientos socioculturales de la villa. En estos instantes, el consistorio está concretando los usos futuros que puede tener este recinto. La reforma total costará 1.200.000 euros.

La primera fase costó 137.670 euros y consistió en la creación de tres nuevas salidas de acceso al exterior desde los tendidos. También se construyeron escaleras para la salida de las gradas junto a la salida principal, y se cambió la puerta de la misma. Ademas, se reforzó la seguridad de la barandilla existente en la gradas y en los palcos.

En la segunda fase, recién concluida, se ha reforzado la estructura de los palcos y se han sustituido los canalones. La estructura de madera no tenía la resistencia necesaria y ha sido sustituida por otra metálica.

Las fases 3 y 4, que contarán con 502.342,36 euros y 354.729,33 euros de presupuesto, respectivamente, se acometerán en el ejercicio de 2018-2019. Se renovarán totalmente los palcos y las gradas, y se dará un tratamiento contra-incendios a la cubierta. Es la mayor actuación en lo que se refiere al presupuesto.

El Ayuntamiento también quiere garantizar una mayor utilización de la plaza para poder hallar una rentabilidad más idónea. Cuesta mucho mantener un edificio que apenas se utiliza y su futuro está lleno de incógnitas. Para ello habría que acometer nuevas acciones y, para poder programarlas, existiría la posibilidad de dotar al edificio de una estructura cubierta. El gobierno municipal ha incluido la plaza de toros entre los 18 equipamientos municipales socioculturales que se están analizando en un importante estudio para conocer tanto su estado actual como sus posibilidades futuras, mejoras aplicables.... Las conclusiones se sabrán en breve.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos