104 intoxicados y 23 personas trasladadas a centros sanitarios por el escape tóxico en Tolosa

Exteriores del polideportivo Usabal de Tolosa.
Exteriores del polideportivo Usabal de Tolosa.

La mayoría de afectados por la inhalación de cloro son menores que disfrutaban de la piscina, que ha tenido que ser desalojada

Arantxa Aldaz
ARANTXA ALDAZ

Hasta un total de 104 personas han resultado finalmente atendidas este martes tras sufrir una intoxicación por cloro en las piscinas del polideportivo Usabal de Tolosa, según el último parte remitido a las 19.30 horas por el Departamento de Salud del Gobierno Vasco. El alcance del suceso ha sido mucho mayor del que en un principio habían informado las autoridades, cuando a primera hora de la tarde hablaban de una treintena de afectados. En todo caso, ninguno reviste gravedad.

El susto ha sido mayúsculo, y ha obligado a movilizar un importante dispositivo de emergencias. Según ha informado Osakidetza, al lugar se han desplazado 7 ambulancias del Servicio Vasco de Salud (3 de soporte vital avanzado y 4 de soporte básico), 5 ambulancias de DYA y vehículos logísticos de Cruz Roja. A ellos se han sumado dotaciones de bomberos de la Diputación, provenientes de los parques de Tolosa y Ordizia, guardia municipal y Ertzaintza.

Del total de atendidos, 72 han recibido el alta tras ser evaluados en el mismo lugar por los equipos sanitarios desplazados, mientras que otras 23 personas han necesitado ser trasladadas a centros sanitarios. Quince de ellas, menores. .

Del total de evacuados, 9 menores han sido trasladados al Materno Infantil del Hospital Universitario Donostia. Una décima persona ha ingresado en las urgencias generales del centro donostiarra. La Clínica de la Asunción de Tolosa ha atendido 5 casos más, mientras que 6 personas han sido derivadas al Centro de salud de Tolosa. Además, dos personas han sido evacuadas al centro de salud de Beasain. Ninguno de los afectados se encuentra en situación grave, si bien mañana Osakidetza ofrecerá nueva información mañana por la mañana.

El polideportivo ha sido evacuado y cerrado para ser inspeccionado con el objetivo de que los expertos determinen el origen del escape tóxico. El Ayuntamiento de Tolosa ha relatado que al parecer se trata de «un escape de cloro con algún otro gas que se han propagado por el conducto del aire». Las mismas fuentes han indicado que esos productos se encuentran almacenados en el sótano de las instalaciones.

Todo ha desembocado cuando los socorristas de la piscina y varios usuarios han empezado a notar «lagrimeo en los ojos, picor de garganta y un olor extraño» por lo que han procedido a activar el protocolo correspondiente y en torno a las 16.30 horas han alertado a los servicios de emergencia. Los bomberos de la Diputación, provenientes de los parques de Tolosa y Ordizia, han procedido en un primer momento a evacuar la piscina, y al revisar el resto de las instalaciones han decidido desalojar todo el recinto, según han indicado fuentes de la Diputación. La evacuación se ha completado en «muy pocos minutos», han añadido desde el consistorio tolosarra, cuya alcaldesa, Olatz Peon, ha acudido al lugar junto a los concejales de Deportes, Juventud y Servicios.

Fuentes de Osakidetza han explicado que la inhalación no tiene por qué ser grave en todos los casos. No obstante, se trata de un escape de cloro «que es irritativo a nivel de las vías respiratorias y si alguien tiene un catarro o es asmático puede afectarle más».

Temas

Tolosa

Fotos

Vídeos