Las obras del restaurante Frontón y de Árbol de Gernika, principales inversiones para 2018

Momento en que se aprueban los presupuestos para el año 2018, con los votos favorables de PNV y PSE, y en contra de EH Bildu./FOTOGRAFÍAS IÑIGO ROYO
Momento en que se aprueban los presupuestos para el año 2018, con los votos favorables de PNV y PSE, y en contra de EH Bildu. / FOTOGRAFÍAS IÑIGO ROYO

El Pleno aprueba los Presupuestos con los votos de PNV y PSE. EH Bildu votó en contra

JUANMA GOÑITOLOSA.

El Ayuntamiento de Tolosa ha aprobado, en la última sesión plenaria del año, el proyecto de presupuestos municipales para el ejercicio del 2018, que asciende a 25.182.000 euros, 1,5% más con respecto al 2017. Sumando todas las sociedades públicas, el presupuesto consolidado supone 31.339.213 euros. Votaron a favor del proyecto los concejales de PNV y PSE-EE, y en contra los de EH Bildu.

Por parte del equipo de gobierno, la concejala de Hacienda, Begoña Tolosa, y la alcaldesa, Olatz Peon, fueron las encargadas de desgranar los aspectos principales de la propuesta que, en el capítulo de inversiones, incluye dos proyectos principales. Por un lado, la obra del edificio del restaurante Frontón (575.000 euros), que contempla el arreglo del tejado, fachada, ascensor independiente para todas las plantas, y mejora de la accesibilidad.

Los millones de euros del presupuesto municipal para 2018
Concretamente, 25.182.000. El presupuesto consolidado, sumando todas las sociedades municipales, supone 31.339.213 euros.
Principales inversiones
Arreglo del edificio del restaurante Frontón (575.000); urbanización trasera de Árbol de Gernika (550.000); reforma de la calle Gudari (500.000, con cargo al presupuesto de 2017).
Por departamentos
Obras y servicios (7,2); Cultura, fiestas y juventud (3,3); servicios sociales (2,6); seguridad ciudadana y movilidad (2,4); euskera y educación (1,4); deportes (1,3); urbanismo (1,1); ferias y turismo (0,9).
Principales gastos
Gasto corriente y servicios (9,2); personal municipal (8,3); subvenciones a entidades (4,3); inversiones (2,1); carga financiera (1,1).

La otra obra importante será la segunda fase de la urbanización de la zona del Árbol de Gernika. Se trata del área ubicada entre el frontón Beotibar, banco Vasconia y acceso al ambulatorio. El coste será de 600.000 euros. Además, en 2018 se acometerá la urbanización de la calle Gudari (500.000 euros), aunque en este caso la partida viene reservada de una modificación de crédito con cargo a las cuentas del 2017.

Se potencia el área de los servicios sociales, con un gasto de 143 euros por tolosarra

Las cuentas incluyen una reserva de 200.000 euros con vistas a planes de 2019 y 2020

EH Bildu rechaza la vía de las modificaciones de crédito porque «no hay planificación»

Otras inversiones previstas son: plan de mantenimiento y conservación de parques infantiles (61.500 euros); arreglo local Olarrain (50.000); concurso de ideas y posterior proyecto del recubrimiento de la zona situada delante del auzoetxe de Amaroz (60.000); asfaltado de la carretera, arreglo de aceras y renovación de luminaria en San Esteban (60.000); inversiones en barrios (75.000); creación en Gorosabel de un punto neutral de encuentro para padres-madres e hijos de familias separadas o divorciadas, con el fin de asegurar el bienestar y la seguridad de los menores de edad en los encuentros (35.100), y mejora del tejado de Samaniego (60.000).

Las cuentas incluyen una reserva de 200.000 euros en anteproyectos, proyectos y planeamientos con vistas a perfilar los planes que se harán realidad en 2019 y 2020: estudio de los caminos públicos; proyecto del sistema de climatización del ayuntamiento; urbanización de la calle Soldadu; anteproyecto de la calle Laskorain; anteproyecto de la calle Rondilla; estudio en profundidad de lo que se hará en San Esteban (viviendas, infraestructuras, zonas verdes...).

En relación al desarrollo económico, se ha abierto una línea de ayuda de 10.000 euros para el fomento de la competitividad de las empresas de Tolosa. También se abrirá un proceso de participación para definir lo que será la 'casa de las mujeres'.

Se potenciará el área de los Servicios Sociales. Con una reserva de 2.664.000 euros, supone una inversión de 143 euros por tolosarra. La partida para el apoyo y promoción del tejido económico también aumenta un 13% (1.833.249 euros). En 2018 se abrirá el centro de coworking, habrá una nueva línea de ayudas para mejorar la competitividad de las empresas, se celebrará la 3ª edición de la feria de FP y se organizará el primer Día de la Empresa. Otra referencia será la apertura del hotel-restaurante de la plaza Euskal Herria. También se han incluido 51 acciones propuestas por la ciudadanía dentro del programa Tolosatzen, con un presupuesto de 548.800 euros.

Propuestas de EH Bildu

EH Bildu votó en contra. No tanto por los aspectos técnicos de los presupuestos, sino por la «diferente filosofía» que mueve a ambas formaciones. «Son unos presupuestos de trámite, porque durante el año se harán modificaciones de crédito», comentó la concejala Lore Agirre, quien recordó que en 2017 «se hicieron quince cambios de crédito, que la alcaldesa firma en su despacho sin debate ni oposición». Agirre opinó que este modo de proceder «es legítimo, pero no el adecuado, porque evidencia una falta de planificación anual y no es nuestro modelo de gestión».

EH Bildu volvió a presentar en el Pleno sus criterios generales, compromisos y propuestas inversoras que ya dio a conocer a la prensa local en una rueda de prensa celebrada días antes del Pleno. Estos son los principales criterios que plantea la coalición abertzale.

Como criterio general, 280.000 euros para el Plan de Empleo y una subida del 1,5% de los sueldos de los trabajadores municipales.

EH Bildu propuso seis compromisos concretos. El más urgente es el que hace referencia al barrio San Esteban. «Ha habido muchas ideas y proyectos, pero el plan para el barrio no puede esperar más», dijeron Lore Agirre e Iñaki Irazabalbeitia. Otra de las actuaciones preferentes pasa por construir una rotonda en Olarrain, en el cruce de la GI-2634 y la vieja N-I. «Sabemos que la competencia no es municipal, pero el Ayuntamiento puede agilizar el tema». También propuso dotar con 60.000 euros un estudio sobre las viviendas vacías y defendió acometer otro informe para conocer la necesidad real de vivienda en el municipio. Y mientras se elaboran estos estudios, EH Bildu propuso destinar 42.000 euros para poner de nuevo en marcha el plan de vivienda de 2015, con el propósito prioritario de fomentar el alquiler.

EH Bildu considera, asimismo, importante que se impulse una actuación para mejorar la accesibilidad en el apeadero, así como ejecutar la tercera fase de la ciudad deportiva de Usabal (18.000 euros para un estudio), y comenzar con las obras de regeneración de la zona RC2 o margen izquierda (Gorriti).

En el capítulo de las inversiones, EH Bildu plantea destinar 100.000 euros a abrir al público el parque Elosegi, 60.000 euros a la reforma de la cubierta del frontón Uzturpe, y pide habilitar ya partidas que permitan adecuarse a las conclusiones del estudio de los edificios públicos que se está llevando a cabo, y cuyas conclusiones se conocerán pronto. La coalición plantea, asimismo, destinar el palacio Iturriza para el museo Gorrotxategi y así poder abrir al público el pasadizo entre la calle Letxuga y Solana. Otra propuesta es acondicionar el chalet de Sevendenea para los grupos de música. EH Bildu también apuesta por reformar la casa de cultura y trasladar a un lugar más céntrico la oficina de turismo. Otras propuestas son las subvención a Udalbiltza (15.000), la campaña para fomentar el euskera en los comercios (12.000), y la contratación de un trabajardor para extender los Servicios Sociales a los barrios rurales (30.000).

EH Bildu trasladó al equipo de gobierno sus aportaciones al presupuesto días antes del Pleno. Algunas de ellas han sido asumidas, pero la concejala de Hacienda precisó que serían incluidas como cambios de crédito, un planteamiento que no comparte la coalición abertzale.

Deuda municipal

2017 se cierra con una deuda de 7.274.761,67 euros, cantidad que se estima que para finales de 2018 bajará a 6.215.601,36 euros. La concejala de Hacienda aseguró que la situación económica del Ayuntamiento «es buena». «Ha subido el nivel de inversión y estas actuaciones son las que permite el presupuesto en este momento», dijo. Añadió que durante el año «se materializarán más proyectos valiéndonos de las modificaciones de crédito», como la nueva oficina de turismo, las líneas para sacar al mercado viviendas vacías, o la renovación de la zona de San Blas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos