Una mirada al lenguaje de nuestras manos en el palacio Aranburu

Oskia Karrera, durante la inauguración de la exposición en Aranburu./IÑIGO ROYO
Oskia Karrera, durante la inauguración de la exposición en Aranburu. / IÑIGO ROYO

La fotógrafa tolosarra Oskia Karrera presenta una muestra fotográfica y un libro que toman como punto de partida el lenguaje de las manos

ELENE ARANDIATOLOSA.

Esta vez, el poder de la fotografía nos invita a redescubrir nuestras manos y los gestos que acostumbramos hacer con elllas.

Dentro de la programación cultural de otoño, el palacio Aranburu alberga hasta el próximo 28 de octubre la exposición 'Eskuekin esaten dizut' (Te lo digo con las manos) de la fotógrafa Oskia Karrera (Tolosa, 1969), una muestra fotográfica que toma como punto de partida el lenguaje de las manos.

'Eskuekin esaten dizut'
Exposición fotográfica y libro presentados por la fotógrafa tolosarra Oskia Karrera sobre las manos y el lenguaje de las manos. En total, la muestra se compone de 65 imágenes de varios tolosarras. La muestra resume el contenido del libro y está disponible en el estudio de la fotógrafa, ubicado en la calle Solana número seis.
Dónde y cuándo
En el palacio Aranburu, hasta el 28 de octubre, en horario de martes a sábado, de 17.30 a 20.30 horas. La entrada es gratuita.

Karrera lleva inmersa en el mundo de la imagen, lo multimedia y la fotografía desde los últimos veinte años, y desde hace cuatro, su estudio se ubica en la calle Solana de Tolosa, donde antiguamente se encontraba la imprenta del escritor Ixaka Lopez-Mendizabal, lugar donde además de ser su espacio de trabajo, se mantiene como punto de encuentro entre la fotógrafa y los clientes. «Trabajamos mucho por internet, pero hoy día, todavía, se necesita de un espacio para contactar con los fotógrafos», dice.

La propuesta de crear una muestra fotográfica sobre las manos, en este caso «estática», llegó de la mano de la editorial Pantor, a través de la cual Karrera ha editado un segundo libro bajo el mismo nombre. Las manos han sido parte de su proceso creativo, y principal motivo de atención. «En el día a día expresamos señales, energía, creatividad... una creencia que a través del lenguaje de las manos en la comunicación frente a frente, es una de las riquezas del ser humano...» se describe en la muestra.

«Siempre me he fijado en cómo movemos nuestras manos. En las fotografías que he realizado todos estos últimos años me di cuenta de los gestos que hacemos en nuestro día a día con ellas, y el uso que les damos en la comunicación interpersonal. En la primera fotografía que me hicieron, a los quince días de nacer, aparezco agarrando las manos. Es curioso, pero los visitantes me han afirmado que gracias a la exposición han descubierto qué gestos hacen con las suyas», señala Oskia.

Cinco ámbitos

No es la primera vez que la fotógrafa presenta una muestra, hace dos años expuso una pequeña muestra de fotografías sobre diversos paisajes de Tolosa en el Café Frontón, titulado 'Tolosako Txokoak'.

De las cien fotografías que se recogen en el libro, la muestra alberga sesenta y cinco, las cuales van acompañadas de textos y descripciones que hacen alusión a las palabras que se pueden formar con la raíz 'esku' -mano-, en euskera.

Se pueden ver las manos de un grupo de tolosarras de perfiles variados, que son parte de la fotografía y la situación retratada en cada momento. «Vemos a cocineros, dantzaris de Udaberri, niños, jóvenes, músicos, rostros conocidos, gente de la calle... he querido mostrar todo lo que expresamos con nuestras manos en el día a día sin darnos cuenta, unos hábitos que forman parte de nuestra cultura. Estoy muy agradecida con todos ellos, se han mostrado especialmente generosos, ya que se han prestado a ser fotografiados fuera de las horas de trabajo», señala Karrera.

A la pregunta de cómo son las manos de los tolosarras, la fotógrafa lo tiene claro: «distintas, pero les gusta la firmeza», apunta. Las de Oskia a la cámara, en cambio, retratan la «naturalidad en los gestos y en el colorido».

La exposición se divide en cinco ámbitos: una primera habla de los niños y de cómo comienzan a mover sus manos; una segunda parte se refiere a los signos, a «la tendencia de acercar nuestras manos a una parte concreta de nuestro cuerpo o a la gente de nuestro alrededor»; el tercero, de la creatividad y el trabajo, y por último, los signos colectivos que reflejan la «creencia que tenemos en la sociedad».

Fotos

Vídeos