Material sanitario y quirúrgico 'tolosarra' para un hospital de Camerún

Representantes de la clínica Asunción, y las entidades Rotary, lluminafrica y Ambala, con uno de los materiales que se enviarán a Camerún. / ROYO

La clínica de la Asunción dona aparatos en buen estado para que puedan ser reutilizados

JUANMA GOÑI TOLOSA.

Por un lado está la clínica de La Asunción, que renueva y moderniza material, y que dispone de buena infraestructura sanitaria aprovechable que puede ser reutilizada. Por otro, afloran los interesantes solidarios de tres asociaciones que buscan implicarse en causas altruistas y de apoyo al Tercer Mundo: Iluminafrica, Ambala, y Rotary.

El resultado de esta conjunción de intereses no puede ser más positivo, y puede resumirse de una manera sencilla: el hospital de Ebome de Camerún dispondrá de materiales que han servido para atender a muchos pacientes de Tolosaldea y que la clínica tolosarra de La Asunción va a donar a la oenegés que operan en la zona. Materiales como microscopios, refractómetros, proyectores, monitores, desfibriladores, cajas de lentes... Todos en buen estado pero que que, dentro del proceso de renovación y modernización en el que se va sumergir el hospital tolosarra, éste tiene que sustituir por otros materiales más modernos.

El coordinador de la iniciativa ha sido el dentista tolosarra Mikel Maeztu, de Rotary, que ha puesto en contacto a la clínica de la Asunción con las responsables de Iluminafrica y Ambala. Hace pocos días conocieron éstas los aparatos e hicieron un inventario de los mismos par que pueda articularse el proceso de traslado. «Hay muchísimo material que nos viene muy bien, para nosotros es una gran noticia», explicaron las portavoces de estas oenegés. Por parte de la clínica de La Asunción, sus responsables también se muestran encantados de poder colaborar de esta manera, tangible y práctica.

El Hospital de Ebomé es un pequeño hospital situado en la costa sur de Camerún, cerca de la frontera con Guinea Ecuatorial. Abrió sus puertas en septiembre de 2005 gracias a la labor titánica y altruista del doctor Ricardo-Riad Cortés. En un país sin sanidad gratuita, el hospital de Ebomé supone para muchos pacientes la única oportunidad de recibir atención sanitaria. Actualmente su dotación (34 camas, consultas externas, servicio de urgencias permanente, quirófano, área materno infantil, radiología, laboratorio y farmacia) junto con su plantilla de profesionales locales, lo ha convertido en centro de referencia para muchas enfermedades en un área de 180.000 habitantes.

Por su parte, Iluminafrica es una fundación sin fines de lucro, constituida en 2007 por un grupo de personas procedentes de diferentes sectores profesionales involucrados en un proyecto común: contribuir a que las personas de los países en vías de desarrollo con déficit visuales evitables o tratables y sin recursos económicos tengan acceso a una atención visual de calidad, dispensada por sus propios servicios de salud.

Fotos

Vídeos