Malestar de los grupos deportivos por las nuevas exigencias administrativas

La tardanza de los grupos en cobrar el coste de sus actividades, como es el caso del basket 3x3, es una de las varias causas de queja. /  ROYO
La tardanza de los grupos en cobrar el coste de sus actividades, como es el caso del basket 3x3, es una de las varias causas de queja. / ROYO

Alegan ser tratados como empresas privadas y advierten de que muchas actividades pueden desaparecer «si se sigue en esta línea»

JUANMA GOÑI TOLOSA.

La noticia saltó de forma inesperada durante el turno de 'ruegos y preguntas' en el último Pleno del Ayuntamiento. El presidente del club de baloncesto Take, Koldo Arsuaga, tomó la palabra para dar a conocer el malestar que existía, en el seno de la entidad, a propósito del nuevo modelo de relación administrativa con el Ayuntamiento. Aseguró que, «aunque hablaba en nombre del Take», le constaba que este enfado «era generalizado en la mayoría de los grupos deportivos de la villa». «Las exigencias en este sentido son cada vez mayores, no podemos seguir así», dijo.

«Nosotros ofrecemos un servicio al deporte, trabajamos muchas horas de forma altruista, porque creemos en el fomento del deporte, no nos mueve el afán de lucro, no podemos ser tratados como una empresa privada que sí busca beneficios», añadió Arsuaga.

En cuanto se hizo público este malestar, no han dejado de llegar adhesiones de otras entidades. En la sección 'ttanttak' del pasado viernes, otro representante de un club deportivo publicó una nota en la que coincidía plenamente con los argumentos expresados por el Take. Y, desde que salió publicada la noticia, hemos recibido varias apreciaciones de queja similares. Las últimas, del club de remo Tak-Oria y de la asociación de pescadores Tolosako Arrantzaleak.

Estos clubes se quejan de la normativa que les exige ahora el Ayuntamiento en cuestiones relacionadas con las tramitaciones administrativas. «Nosotros no somos expertos y nos piden cada vez más en cuanto a papeleos, hay que justificarlo todo con tramitaciones legales, presentación de justificantes, modo de llevar la facturación... Y encima nos pagan mucho más tarde. Si siguen por esta línea, no va a haber gente voluntaria que se encargue del deporte, porque necesitaríamos contratar a una persona para que nos lleve las cuentas y si lo hacemos no nos cuadradaría el presupuesto. Nos aplican los mismos criterios que a una empresa privada. Empezamos a tener ganas de tirar la toalla».

Arsuaga se quejó también del modo en que han sido informados los clubes de todos estos cambios e incidió en los retrasos en los pagos, «lo que dificulta nuestro día a día». Puso como ejemplo el del torneo 3x3 basket. «Se celebró en junio y todavía no hemos cobrado. Esto antes no pasaba. Son 3.500 euros necesarios para cuadrar nuestra actividad anual».

La nueva interventora tomó la palabra en el Pleno para asegurar que su trabajo consiste en «hacer cumplir la ley» y que en ningún momento tiene la intención de «obstaculizar» la labor de los grupos.

La alcaldesa, Olatz Peon, justificó los cambios derivados de esta nueva etapa. «La administración debe ser garantista», dijo. «Estamos hablando de la gestión de dinero público y las normas son de obligado cumplimiento para todos los grupos». Admitió que había habido cambios «y todos debemos de adaptarnos a ellos». Y también mostró su disposición a reunirse con todos los grupos, junto con la interventora, «para buscar soluciones y resolver todos estos problemas que han surgido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos