Haurren Hiria o cómo dar voz a los jóvenes

Los 43 alumnos representantes de los centros escolares han realizado sus aportaciones, y han solicitado más iniciativas para ellos y renovar la oferta actual. / FOTOS IÑIGO ROYO

La cuarta edición tratará la transmisión generacional entre jóvenes y el colectivo de la tercera edad

ELENE ARANDIA TOLOSA.

Haurren Hiria continúa su actividad y clausura su tercera edición, esta vez, con un nuevo estudio y temática, que se ha centrado en los equipamientos municipales del municipio.

Desde el pasado 25 de octubre, durante este curso escolar se han llevado a cabo seis sesiones, y la iniciativa finalizó a mediados de mayo con una sesión de Mintza Txokoa en la que se resumieron todas las actividades realizadas.

Al inicio de esta cita la alcaldesa remarcó la relación interdepartamental que mantiene el consistorio en este proceso, que posibilita que se tenga en cuenta a la juventud en todo el proceso. «Es necesario promover la participación de los más jóvenes, escuchar y tener en cuenta sus opiniones y propuestas», señaló Olatz Peon. Se trata de un proyecto que ha ayudado a mejorar y a desarrollar varias actividades en Tolosa, como es el caso de la habilitación de calles peatonales y de velocidad reducida a 30 km/hora, o las actividades que por segundo año tendrán continuidad este año, como es el caso de Musika Parkean que se celebró en el Prado Grande y la Su Txikia en la víspera de San Juan.

Una tirolina en Usabal

La alcaldesa también destacó que en esta edición se han realizado «aportaciones significativas», y añadió a la lista otro punto más que se desarrollará próximamente: una tirolina en Usabal. «Es una solicitud que viene desde que se puso en marcha esta iniciativa y dentro de poco se hará realidad. Recogemos y tenemos en cuenta las opiniones y propuestas de todos los ciudadanos a la hroa de poner marcha cualquier proyecto», concluyó. En esta tercera edición, se han reunido un total de 43 alumnos y alumnas de los tres centros escolares de Tolosa que cursan entre tercero y sexto curso de Educación Primaria, con un representante de cada aula. Y, los temas trabajados: los equipamientos municipales; el Palacio Aranburu, la biblioteca infantil Errota y la casa de cultura.

En su estudio, los participantes han solicitado más iniciativas para los niños y niñas y la juventud, así como renovar y adecuar la oferta actual. También han solicitado que se tenga en cuenta su opinión a la hora de crear un espacio para ellos, como es el caso de la biblioteca infantil. En palabras de la alcaldesa, «es imprescindible escuchar la voz de los jóvenes», «es una parte fundamental en la dinámica del pueblo», ya que «representan el futuro. En este periodo actual en el que destaca la participación, es necesario promover la participación de la juventud, escuchar y tener en cuenta sus opiniones y propuestas».

El tema escogido para la cuarta edición será la transmisión generacional, tema propuesto en Mintza Txoko y en Tolosaltzen, donde se analizará cómo jugaban nuestros abuelos y abuelas, qué oferta de ocio tenían, en qué espacios se movían y qué conocimientos e historias tienen los actuales alumnos sobre dichos espacios, con el objetivo de encauzar las relaciones entre la juventud y distintas generaciones.

Fotos

Vídeos