La fiesta de la chuleta seguirá innovando y buscando más alicientes

La conferencia de Bittor Arguinzóniz, a la derecha, junto a Imanol Zubelzu, fue uno de los momentos de mayor repercusión de la fiesta. /  ROYO
La conferencia de Bittor Arguinzóniz, a la derecha, junto a Imanol Zubelzu, fue uno de los momentos de mayor repercusión de la fiesta. / ROYO

Al margen de su éxito como evento social y lúdico, quiere ser un referente divulgativo para los profesionales del sector

JUANMA GOÑI TOLOSA.

Tolosa ha vivido una de las mejores fiestas de la chuleta de los últimos años. Por un lado, el evento ha tenido una mayor repercusión social. Más de la mitad de los comensales han venido desde fuera de la comarca, y han aprovechado su estancia en Tolosa para comprar y consumir. En este sentido, la fiesta ha generado un nada desdeñable impacto económico.

Por otro lado, el éxito está ya garantizado por el propio reclamo de la calidad de la chuleta y de nuestros asadores. La ocupación ha sido casi del 90% y sólo la cena del sábado ha tenido mesas libres. Alrededor de mil personas han consumido setecientos kilos de carne de primera calidad. Esta 'parte social' de la Txuleta Jaia parece consolidada.

A partir de ahora, el reto, según cuenta la concejala de Ferias, Comercio y Turismo, Nerea, es seguir completando este «apartado lúdico» de la fiesta con actividades dirigidas al sector profesional cárnico. «Queremos ser también un referente en este sentido más específico, más divulgativo», cuenta.

De esta manera, la fiesta de la chuleta de Tolosa quiere mirar al futuro manteniendo dos líneas diferentes y complementarias. Por un lado, la que hace alusión a su parte mas popular y gastronómica. Y, por otro, la que tiene que ver con la divulgación, la innovación y la puesta en común de un análisis más profesional en torno al futuro de la carne y del sector cárnico.

En la pasada edición se abrió una ventana a los profesionales del sector, con una jornada sobre la maduración de la carne. Hubo conferencias y talleres, y una cata de carne en la que participaron profesionales del mundo de la carne y la parrilla, que se reunieron para catar y debatir sobre las distintas maduraciones de la carne.

Este año, la fiesta ha tenido como epicentro la parrilla. Por ello, el Ayuntamiento y los asadores homenajearon a Bittor Arguinzóniz, prestigioso cocinero del 'Etxebarri'. Su presencia en Tolosa fue todo un éxito organizativo. Es uno de los mejores cocineros del mundo, y ofreció una clase magistral. Para cocinar utiliza utensilios novedosos e incluso crea sus propias herramientas y parrillas. Bittor Arguinzóniz y Mikel Zeberio conversaron sobre su oficio, en una charla que terminó con una degustación de diferentes carnes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos