Una feria en vísperas de la Navidad

La feria de Navidad ha contado con cien puestos distintos distribuidos en siete puntos. A la derecha, un momento del taller infantil de la asociación de Desarrollo-Euskadi. /
La feria de Navidad ha contado con cien puestos distintos distribuidos en siete puntos. A la derecha, un momento del taller infantil de la asociación de Desarrollo-Euskadi.

Distribuida en siete espacios, el mercado de Tolosa puso fin ayer sábado al programa de ferias extraordinarias con la última cita del año

ELENE ARANDIA TOLOSA.

La víspera de Nochebuena ha sido motivo este año para salir a la calle y disfrutar de lo que nos rodea. La feria especial de Navidad puso fin ayer al programa de ferias extraordinarias del año con una nueva versión de esta cita, que esta vez ha contado más de cien puestos.

La feria se distribuyó en siete espacios distintos. Además de los tres habituales puntos de mercado, el Triángulo acogió una treintena de puestos de productos y alimentos de comercios locales, además del puesto del centro extremeño La Jara, que participó con productos típicos de la tierra. Los puestos tuvieron su continuidad en el paseo San Francisco, donde hubo puestos de artesanía. La plaza Zaharra, por su parte, invitó a Pello Urdapilleta con la raza autóctona de cerdo Euskal Txerria, y al puesto con productos creados de madera.

Por último, en la plaza de la Alhóndiga instalaron su puesto los miembros de la asociación socio cultural y cooperación al Desarrollo-Euskadi con varios talleres infantiles, y este fue escenario de nuevo de la tradicional exhibición de animales, donde se pudieron ver gallinas de raza vasca, ocas, perros pastores vascos, vacas de la raza Galloway, cabras, alpacas o burros.

La compra, a versos

La jornada contó con varios alicientes novedosos. Desde primera hora de la mañana, los bertsolaris Andoni Egaña y Ohiana Iguaran se dieron cita en la plaza Verdura y animaron el ambiente ferial también en el Tinglado con las improvisaciones que realizaron en los puestos para homenajear el trabajo de los productores. En el habitual ajetreo del mercado, estos no perdieron detalle para crear de cada instante una rima.

Por segundo año consecutivo, se realizó el concurso para premiar los expositores de alimentos agrícolas más originales de los baserritarras. Divididos en cuatro categorías, el jurado compuesto por técnicos del consistorio y la Asociación de Desarrollo Rural Tolomendi repartieron los premios -trofeo y un premio en metálico- a Montes en la categoría de frutas y verduras; Arantxa Garaiburu obtuvo el premio de los lácteos y los productos derivados del cerdo; Mari Karmen Goiburu en la categoría de pan y dulces, y el premio al puesto más espectacular lo obtuvo Inaxio Gorosabel.

Durante la mañana se pudieron degustar raciones de compota elaborados en el showcooking del Tinglado y pintxos en el puesto se Lurretik Sukaldera, y este último, junto con la plaza Verdura, fue escenario de varios conciertos en distintos momentos de la mañana a modo de aperitivo musical, de la mano de la tolosarra Maitane Iruiñ, Gartxot Koblaria y Yanaisa.

Hoy domingo, día de Nochebuena, la Banda de Música de Tolosa ofrecerá su concierto de Navidad a las 12.30 horas en el Zerkausia, y tras la recepción al Olentzero en las calles de la Parte Vieja, partirá en kalejira a las 20.00 horas hacia la plaza Zaharra, momento en el cual Tolosa da inicio a la Nochebuena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos