La culminación de Apatta Erreka tardará al menos dos años en ser una realidad

Esta es la zona del polígono de Apatta Erreka que ha sido ampliada para acoger nuevas empresas en el futuro. / IÑIGO ROYO

Hay que redactar el Plan Especial y el de urbanización, y las entidades públicas son optimistas

JUANMA GOÑI TOLOSA.

El polígono Apatta Erreka tardará aún un par de años en completarse. Ya se ha culminado en buena parte la ampliación, rellenando la vaguada con tierra procedente de la obra del tren de alta velocidad, y ahora que hay que empezar la prolija tramitación, al tiempo que se pone en marcha la maquinaria de captación de empresas.

La alcaldesa, Olatz Peon, comenta a DV que hay que tramitar primero el documento urbanístico de ordenación pormenorizada, que es el Plan Especial, lo que permitirá solicitar licencia para realizar las obras de urbanización. «Una vez ejecutada la urbanización estaríamos en disposición de entregar a las empresas parcela urbanizada para que ellas ejecuten sus edificaciones», explica la alcaldesa.

Los plazos que se manejan desde el Ayuntamiento son: doce meses para la tramitación del Plan Especial y otros doce meses para ejecutar la urbanización. Tota, 24 meses a partir de ahora. Además faltan por aportar para completar el relleno de la vaguada aproximadamente 130.000 m3 de tierras, lo que se espera cumplimentar a lo largo de los próximos doce meses.

El objetivo de Sprilur, la sociedad pública dedicada a impulsar la Promoción Empresarial en Euskadi dependiente del Gobierno Vasco, es ampliar la superficie en 154.298 metros cuadrados -ahora dispone de 512.000-, de los que 64.849 corresponderán a nuevas parcelas. La extensión de la zona útil se ha logrado mediante el relleno de una vaguada con 925.000 metros cúbicos de tierra procedentes de las obras de tres tramos del tren de alta velocidad.

Las labores de relleno finalizaron el pasado mes de abril. Ahora se inicia la tramitación del plan especial que deberá ser aprobado por los ayuntamientos de Tolosa e Ibarra. Una vez que se dé el visto bueno a este expediente, se iniciarán las obras de urbanización. De ahí que sean necesarios dos años de plazo antes de que se puedan comercializar los terrenos y los pabellones que construirá Sprilur.

Desde la agencia comarcal y el propio Ayuntamiento se está dando a conocer a las empresas de la comarca esta ampliación del polígono en visitas personalizadas. Ya hay una docena de empresas que se han manifestado interesadas, pero aún no hay nada concretado ni cerrado, ya que es pronto para comprometer un precio.

Más de 1.000 trabajadores

En la actualidad, con 65 empresas asentadas y 1.144 trabajadores, el polígono de Apatta es un referente económico de la comarca. Las parcelas y los pabellones existentes se encuentran prácticamente llenos. De ahí que Sprilur haya acometido la urbanización de una segunda fase, iniciativa que ya ha levantado interés entre los empresarios de la zona.

El polígono se ha ampliado rellenando la vaguada adyacente emplazada junto al cementerio. Y ello ha exigido un arduo y difícil trabajo. Ha habido que acondicionar la cañada e incluso desviar la regata. La empresa pública Tailsa, creada para promover las actividades económicas en Tolosaldea, con un 51% de capital del Gobierno Vasco (Sprilur), un 24,5% de la Diputación y otra 24,5% de los ayuntamientos, es la que se encargó del seguimiento y coordinación de la obra.

La superficie resultante del proyecto de ampliación permitirá disponer de otros 143.300 m² más de suelo destinado a actividades económicas. Tras el relleno y el acondicionamiento se ha situado la labor de compactación del terreno, quizás la más compleja y la más larga en el tiempo. Tras este proceso de relleno y compactación, llegará la urbanización a la que aludía la alcaldesa.

Así que el polígono de Apatta Erreka duplicará su capacidad actual y acogerá nuevas empresas que generarán ingresos y traerán puestos de trabajo a Tolosaldea. Pero todavía hay que esperar un tiempo.

Josema Soto, gerente de Tolosaldeko Apattaerreka Industria Lurra (Tailsa), explicó hace algunas semana en este mismo periódico que, aunque quedan 24 meses hasta disponer de las parcelas, la labor de informar a los empresarios se inició hace un año. «Las sensaciones son buenas y disponemos de una primera lista de inversores que nos han dicho que les tengamos informados de la marcha del proyecto. Vemos que hay interés en asentarse o trasladarse a Apattaerreka. Todavía no se ha cerrado ninguna operación, algo lógico, dado que los empresarios quieren saber el coste de las parcelas o de los pabellones. Esta información no está disponible, porque hasta finales de este año no se adjudicará la obra de urbanización. Una vez que se dé este paso, entonces podremos concretar los precios».

Fotos

Vídeos