Un mes de campo de trabajo en la antigua Misericordia de Uzturre

30 jóvenes de distintas procedencias realizarán labores de limpieza y acondicionamiento de la zona. / IÑIGO ROYO

El primer grupo de trabajo comenzó su actividad ayer miércoles, y trabajará por las mañanas

ELENE ARANDIATOLOSA.

Todavía quedan secretos de Uzturre por descubrir. El año pasado conocíamos la noticia del descubrimiento de unos baños desconocidos popular y administrativamente hasta el momento en el antiguo hospital Misericordia, situado camino al monte Uzturre.

Un año más tarde, se retomarán los trabajos de acondicionamiento de la zona con el objeto de recuperar las pozas de baño, y es que las lluvias han estropeado las paredes de piedra que formaban dichas pozas. Para ello, el consistorio ha optado por desarrollar un campo de trabajo durante el mes de julio con 30 jóvenes de entre 18 y 26 años de edad, provenientes de Andalucía, Murcia, Castilla la Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Cataluña, Canarias, Madrid, Cantabria y País Vasco, que estarán organizados en dos grupos de catorce y dieciséis personas, que trabajarán por las mañanas, en horario de 9.00 a 14.30 horas del mediodía. Por las tardes, el grupo aprovechará para conocer Tolosaldea y otros atractivos turísticos.

Dos fases
La primera comenzó ayer miércoles y durará hasta el martes 18 de julio. La segunda fase tendrá lugar del 19 al 31 de julio.
30 jóvenes
De entre 18 y 26 años de edad provenientes de Andalucía, Murcia, Castilla la Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Cataluña, Canarias, Madrid, Cantabria y País Vasco estarán organizados en dos grupos.
Trabajo
Limpieza y acondicionamiento de la zona, reparación de las pozas, canalización del agua y definición de los senderos.

Un campo de trabajo es una actividad en el que un grupo de jóvenes de diferentes procedencias se compromete de forma voluntaria y desinteresada a desarrollar, durante un periodo de dos a cuatro semanas, un trabajo de proyección social, combinado con actividades complementarias.

Hace aproximadamente dos años, el Ayuntamiento se encontraba trabajando con un plano del año 1966 del terreno de la zona, cuando de pronto, los técnicos vieron que el documento indicaba que en esta parcela existieron unos «baños» a 500 metros del edificio del antiguo hospital Misericordia. Este concepto, sin embargo, llamó la atención del equipo de trabajo, que comenzó a inspeccionar este camino que se encontraba oculto, una búsqueda que concluyó sin éxito, ya que la zona estaba cerrada y llena de maleza.

Posteriormente, el grupo de espeleología de Amarozko Mendi Elkartea -quienes anteriormente analizaron y cartografiaron las cuevas del parque Elósegui- encontraron los baños: las piedras donde se formaba el pozo y una cascada. Un lugar realmente curioso y bonito que el consistorio ha acondicionado, ha limpiado las especies invasoras de la zona, y abierto el camino, donde se han realizado por primera vez visitas guiadas.

El acceso fue acondicionado el año pasado, pero desde el consistorio indican que «todavía hay mucho trabajo por hacer». Por esta razón, esta vez, el campo de trabajo, que estará liderado por la psicóloga Beatriz Urresti, realizará labores de limpieza y acondicionamiento de la zona, reparará las pozas, y a continuación, se realizarán los trabajo de canalización del agua. Finalmente, se definirán los senderos.

Esta semana, el consistorio ha recibido al primer grupo de trabajo encargado de realizar esta labor en la primera quincena de julio en el Salón de Plenos. «Tolosa no es nada sin su comarca, y esta tampoco sin Tolosa. El trabajo que realizaréis en nuestro territorio es positivo por varias razones: además de contribuir en la recuperación de nuestro patrimonio histórico, trabajaréis en equipo, y os enseñará valores como la tolerancia o la solidaridad», señalaba la alcaldesa en el acto de recibimiento a los jóvenes.

Se han realizado varias actuaciones al respecto. En 2010, por ejemplo, varios jóvenes europeos se afanaron en la recuperación y, en cierta manera descubrimiento, de una antigua torre de telégrafos en el camino de Uzturre, ya que se encontraba escondido entre la maleza y el matorral de la montaña.

El Ayuntamiento de Tolosa, la Diputación de Gipuzkoa y la empresa Naturtzaindia trabajan conjuntamente en un proyecto de recuperación en un terreno de 24,4 hectáreas de Uzturre, que son propiedad municipal. Un proyecto que el consistorio lo describe como «integral», ya que pone en valor diferentes características del entorno: naturales, históricas y culturales.

En 2013 se inició la primera fase de este proyecto, que consistía en retirar el pino y recuperar el bosque autóctono con la plantación de especies autóctonas. Dicha se llevó a cabo durante todo un año. En 2015 y 2016, por su parte, se llevaron a cabo actuaciones con el objeto de conseguir un «bosque natural», donde se acondicionó un recorrido didáctico para dar a conocer los trabajos realizados y la riqueza tanto cultural como paisajística de la zona.

Temas

Tolosa

Fotos

Vídeos