Asteartita, «como en casa»

La salida de los toros de ayer martes con una gran afluencia de público con la txaranga Urdiña por detrás.
/REPORTAJE FOTOGRÁFICO IÑIGO ROYO
La salida de los toros de ayer martes con una gran afluencia de público con la txaranga Urdiña por detrás. / REPORTAJE FOTOGRÁFICO IÑIGO ROYO

La última kalejira del Iñauteriak fue la gran protagonista en la jornada más tolosarra de todas

ELENE ARANDIA TOLOSA.

La lluvia tampoco aguó la fiesta en Tolosa ayer. Durante prácticamente toda la tarde el cielo se mantuvo encapotado y la lluvia llegó para quedarse a los últimos minutos de los embolados. Aún así, el municipio mantuvo la filosofía de que «en sus carnavales nunca hace mal tiempo». Por ello, una vez más, el ánimo no decayó hasta los últimos minutos del día

A primera hora de la tarde, las txarangas San Esteban, Kabila y Urdiña Txiki iniciaron su kalejira desde la plaza Zaharra, lugar en el que se dieron cita para iniciar su pasacalles en dirección a la plaza de toros. Una vez allí, los txistularis dieron comienzo a la celebración de los toros desde lo alto de la plaza, y posteriormente, las txarangas fueron turnándose e interpretando el habitual repertorio carnavalero. Esta es la segunda actividad de la programación festiva del día en este espacio, y se pudieron escuchar piezas como 'Troika', 'Galtzaundi' o 'Iriyarena'. Las charangas no solo animan a la gente en las calles, también lo hacen en la plaza de toros y para el público se convierte en otro momento idóneo para disfrutar de la música.

La ganadería Saka de Deba, con Asier Arrizabalaga y Jokin Rodríguez al frente, participaron un año más presentando a las vaquillas de Asteartita -llevan más de 100 en total trabajando en colaboración con la localidad en cada una de sus festividades carnavaleras-.

San Esteban, Kabila y Urdiña Txiki realizaron la última kalejira de la tarde por San Francisco ALGUNAS COMPARSAS DE LA CALLEIñaki Lakarra Tolosa Un grupo de doce motoristas se basó en la película 'Vacaciones en Roma', incluidas las vespas, para disfrutar del domingo y del martes. «Nos acompañan dos policías de la época, años 50-60, quienes nos guían y nos dan consejos sobre seguridad. Repetimos disfraz los dos días. Normalmente montamos una carroza, pero este año hemos decidido movernos de un sitio a otro. Espero que no nos multen por no llevar casco». Juan Antonio y Javier Esteban Tolosa El lugar preferido de Los Esteban es el árbol de Gernika. El miedo y el terror son los temas que más han «tocado» estos tolosarras en sus parodias. «Hemos sentado en la silla a un condenado que ha hecho cosas muy malas y lo tenemos que ejecutar. La silla es de última generación, con nuevos circuitos y mandos a distancia... Para que la gente vea lo buena que es la pena de muerte hemos puesto unos ejemplos aquí delante». Agueda Cuñado Tolosa «Tenemos varios niños en nuestra comparsa y hemos decidido disfrazarnos de una feria medieval con juegos. Hemos podido disfrutar un poco más que el domingo de nuestros disfraces, ya que el tiempo ha aguantado. Hoy hemos tenido una segunda oportunidad. Llevamos alrededor de seis años saliendo y somos dieciséis participantes en total. Hemos cogido con ganas la decisión de crear una asociación de carrozas y comparsas». Julen Zubelzu Tolosa «Hemos montado una mina de carbón con nuestra carroza. Nos ha dado un poco de pereza ir a trabajar a la mina todos los días debido a su lejanía en Usabal, pero nos hemos arreglado bien. Somos 30 personas en total, no somos muy hábiles bailando, pero ya ha salido algo. Estamos llevando bien silenciar la música durante un tiempo. Un poco de descanso no viene mal después de tenerla puesta durante todo el día».

Hasta el 28 de febrero

Al término de esta primera cita de la tarde, las agrupaciones musicales realizaron su habitual y última kalejira o «bajada» del carnaval con una gran afluencia de público, que como siempre acuden disfrazado para la ocasión, algunos repitiendo el disfraz del domingo, y otros con nuevo atuendo, dispuesto a realizar su recorrido de nuevo a las calles del Casco.

Mientras tanto, las carrozas del desfile en el paseo San Francisco y las calles Zumalakarregi y Oria permanecieron en las calles en silencio hasta que la kalejira finalizara, y después aprovecharon sus últimos momentos para realizar sus parodias y bailes. Horas antes de despedir el Iñauteria, el ritmo carnavalerose dio cita de nuevo en la plaza Verdura donde el ambiente continuó con bailables. A diferencia de otros años, y con motivo de esta decisión municipal, este año hubo quien no aparcó su carroza durante los embolados y aprovechó este tiempo para continuar con sus escenificaciones.

Se pudieron ver de nuevo carrozas como el del Tinglado convertido en un balneario (Zerkausiako Bainuak 1920-2018), la comparsa de una gran mina de carbón, la silla eléctrica de los Esteban en el Árbol de Gernika, la parodia sobre el referéndum catalán del grupo de Berazubi frente a la iglesia San Francisco o el 'Oria Express', pero también otros grupos y comparsas pequeñas que renovaron su temática y apostaron por un tercer disfraz.

Hoy, Miércoles de Ceniza, será día de valoración. El Ayuntamiento realizará esta tarde la valoración de las fiestas, a partir de las 19.30 horas en la casa de cultura, para el cual anima a todos los grupos carnavaleros y particulares a dar su opinión sobre la fiesta de este año. Tolosa se despertará desolada y perezosa, pero cada vez queda menos para el carnaval de 2019, que llegará el 28 de febrero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos