El arreglo del mirador, nuevo paso hacia la apertura del parque Elósegui

La torre garita del parque, con vistas a la Parte Vieja, será arreglada dentro del proceso de rehabilitación del bosque
La torre garita del parque, con vistas a la Parte Vieja, será arreglada dentro del proceso de rehabilitación del bosque / ROYO

Se trata de la antigua garita del palacio que había en el bosque, y que está prácticamente derruida en la actualidad

JUANMA GOÑITOLOSA.

La rehabilitación del mirador del parque Elósegui para la que se ha habilitado una partida de 87.050 euros, supone un paso más en el proceso de reestructuración de esta zona verde de la villa y una etapa más hacia su esperada apertura pública, que podría producirse este mismo año.

La torre o garita del antiguo palacio de Elósegui es un elemento emblemático del parque y está en la actualidad prácticamente derruido.

El gran objetivo del Ayuntamiento es abrir el bosque a la ciudadanía lo antes posible, darlo a conocer y mostrar sus posibilidades. Se trata de un entorno muy desconocido que el Ayuntamiento se vio obligado a adquirir como consecuencia de un prolijo proceso legal y jurídico. De momento, ya se han llevado a cabo algunas actuaciones rehabilitadoras y en la primavera, alumnos de Herrikide procedieron a la plantación de diversas especies arbóreas.

La rehabilitación del parque se está llevando a cabo en fases diferenciadas. Ya se ha acometido la pavimentación del camino peatonal principal, y se ha habilitado un acceso rodado desde el barrio de Montezkue, además de otras actuaciones complementarias. También se han hecho visitas guiadas e iniciativas medioambientales, como un anillado de aves.

El parque Elósegui es un espacio de biodiversidad importante. «Puede ser un 'pulmón' para Tolosa», opina el concejal de medio ambiente, Patxi Amantegi. La finca cuenta con 26.720 m2, en un entorno escarpado, y rodeado por una muralla. Por encima, en la parte trasera del bosque, discurre el camino que va al barrio Montezkue.

Anteriormente, se accedía al parque a través de una pasarela que superaba las vías del tren. En el bosque podemos encontrar cedros, cipreses, hayas, robles y un bello bosquete de tilos, que son refugio de lirones, murciélagos y varias especies de anfibios e insectos. A lo largo del parque también se hallan varios troncos de árboles muertos, que se han dejado intencionadamente, pues además de conferir al parque un aspecto de bosque urbano, constituyen un ecosistema importante para otro tipo de seres vivos.

Los arquitectos cifran la rehabilitación de Elósegui en el mantenimiento del carácter que el parque tiene. Lo definen como «parque-monte», con una funcionalidad de paseo, contemplativa y didáctica, en la que quedan excluidas funciones de juego y de ocio activo, que no fueran las de senderismo y footing, debido a las «elevadas pendientes».

Elementos

Semillero
Constituido por un murete perimetral de mampostería, se encuentra en buen estado de conservación. Su interior ha sido colonizado espontáneamente por árboles y arbustos, algunos de gran porte.
Depósito-piscina
Se sitúa en la parte alta del parque, en una meseta artificial en el que se encuentra semiempotrado en el terreno.
Torre-mirador
Constituye la torre o garita del antiguo palacio. Es un elemento emblemático del parque.
Cueva laberinto
Elemento decorativo-recreativo, un recurso paisajístico asimilable a las grutas frecuentemente utilizadas en el diseño de parques, desde el jardín renacentista italiano, hasta el jardín naturalista inglés. Para su construcción se aprovechó la preexistencia de una cueva natural.
Cueva manantial
Manantial formado por una galería de toma de agua de 12 metros de longitud. Dispone de una represa de toma y decantación.
Manantial al aire libre
Instalación subterránea, a la que se accede desde un pozo vertical de 2,8 m de profundidad FASES PENDIENTES
Cuarta
Rehabilitación y acondicionamiento de la torre-mirador del parque.
Quinta
Rehabilitación y acondicionamiento del depósito-piscina como estanque para plantas y fauna acuáticas, y como lugar de descanso y observación.
Sexta
Rehabilitación de la cueva-laberinto, el elemento (construido y natural) más singular del parque. Requerirá de una compleja y costosa intervención constructiva.
Séptima
Reparación del cerramiento perimetral.
Trabajos previos
Limpieza, podas, talas, cuidados fitosanitarios, recomposición paisajística...

Fotos

Vídeos