Arranca la última fase del proyecto de accesibilidad de Samaniego

Imagen de las escaleras renovadas en 2016, donde se construirá una rampa para mejorar el acceso a personas con movilidad reducida.
Imagen de las escaleras renovadas en 2016, donde se construirá una rampa para mejorar el acceso a personas con movilidad reducida. / ROYO

El proyecto hará posible el acceso de personas con movilidad reducida a las instalaciones exteriores

ELENE ARANDIATOLOSA.

Comienza la última fase de las obras que llevará a cabo el Ayuntamiento de Tolosa para mejorar la accesibilidad de las instalaciones exteriores del centro educativo Samaniego.

El proyecto, que se inició hace ocho años, se ha ido ejecutado por fases en distintas zonas, y este mes comenzará la última de ellas.

Proyecto
Mejorar la accesibilidad de personas con movilidad reducida a las instalaciones exteriores, con una rampa que enlazará los dos niveles de la zona de juegos.
Última fase
Tras ocho años de proyecto y actuaciones que se han realizado en distintas fases, el consistorio inicia la última.
Duración y presupuesto
Dos meses, desde julio hasta el inicio del nuevo curso escolar. El presupuesto asciende a 114.200 euros.

Los trabajos, cuyo presupuesto asciende a 114.200 euros, comenzarán este mes y se prolongarán durante los dos próximos meses con el objetivo de que finalicen para el inicio del nuevo curso escolar 2017-18.

El centro escolar Samaniego Ikastetxea está formado por un conjunto de edificaciones y campos de juego interiores, utilizados para uso propio del centro, donde la comunicación entre los edificios se desarrolla a través de recorridos exteriores.

El complejo está ubicado en una ladera con pendiente pronunciada, y las instalaciones y los edificios que las albergan se organizan de forma escalonada en varios niveles. Estas plataformas se relacionan entre sí a través de un corredor central exterior que constituye el eje principal de recorrido peatonal a partir del cual, se accede a los diferentes edificios e instalaciones.

Anteriormente, los desniveles eran salvados mediante escaleras o rampas de pendiente pronunciada, pero tras actuar en dichos espacios, se crearon rampas con poca pendiente, y se construyó un ascensor para mejorar la accesibilidadde todos los edificios e instalaciones.

Sin embargo, aún existe una zona inaccesible -la zona de juegos superior- para personas de movilidad reducida, ya que no existen rampas y la diferencia de cota a salvar mediante escaleras es de tres metros.

Esta zona de juegos está situada en dos niveles diferentes que se unen mediante unas escaleras que fueron renovadas en el año 2016. Ahora se va a realizar una conexión entre estos dos niveles mediante una rampa con una suave pendiente de 6%.

Fotos

Vídeos