El agua 'bendita' de Amaroz

Vista general de las dos fuentes de agua.
Vista general de las dos fuentes de agua.

A sus 187 años de historia, la fuente de agua del barrio de Amaroz sigue atrayendo visitantes

ELENE ARANDIATOLOSA.

Es toda una tradición popular y cuenta con fieles seguidores. La fuente del barrio de Amaroz, todavía desconocida para algunos, es un auténtico manantial de agua natural para muchos tolosarras, un lugar que a pesar del paso de tiempo, no ha pasado de moda, y en sus alrededores nunca han faltado bidones ni botellas.

A sus prácticamente 187 años de historia, su agua, «cristalina, pura y natural» durante todo el año, es la razón por la que una gran parte de sus visitantes optan por consumirla. Su origen, sin embargo, a día de hoy, es todavía una «incógnita».

El agua está fuera de la red de aguas que gestiona el consistorio, se indica en la misma que no es tratada, ya que es un manantial natural, pero según señalan desde el Ayuntamiento, el Consorcio de Aguas realiza dos análisis al año.

La fuente data del año 1830. Desde el grupo de espeleología de Amaroz y vecinos del barrio cuentan que antiguamente desviaron un tramo de la misma al interior de la emblemática papelera de Amaroz, fundada en 1868. Con el paso de los años, sin embargo, esta cañería fue trasladada a su exterior para el abastacimiento de agua de los vecinos. «Llevamos tiempo investigando y a día de hoy no sabemos de dónde proviene exactamente este agua; es probable que venga de Aralar, no debemos olvidar que se trata de un sistema kárstico, y el agua se filtra por las grietas y agujeros», explica el concejal de Medio Ambiente Patxi Amantegi.

«Yo creo que el agua tiene que venir de Leaburu-Txarama, no puede estar muy lejos aquí. Fui trabajador de la papelera durante cuarenta y cuatro años, y recuerdo cómo la teníamos dentro; posterior se instalaron varios frotadores», cuenta Antonio Elósegui, vecino del barrio.

Una tradición

Con el cambio urbanístico del barrio y la antigua papelera de Amaroz, se llevó a cabo también la reforma del entorno de la fuente, varias zonas verdes, un parque infantil y el frontón. Hace varios años se acondicionó un segundo caño para evitar las colas de gente que se formaban en ciertos momentos, y actualmente hay una fuente donde mana agua continuamente, y una segunda fuente que funciona con llave.

Los vecinos solicitaron que la fuente se mantuviera, y se reformara la zona, ya que es un elemento identificativo del barrio. «Nosotros estamos muy orgullosos de tenerla, es algo que no se puede perder. Viene mucha gente de Tolosa e incluso de muchos pueblos de alrededor, pero pedimos que la gente tenga un poco más de cuidado al aparcar los coches, ya que ahora hay espacio suficiente. Aunque el agua de grifo venga sucia por la lluvia, esta siempre viene limpia, cristalina y fresca. Es muy buena para regar las plantas y para cocinar potaje, sobre todo, para hacer las alubias de Tolosa. No sé si es poque no tiene nada químico, pero la legumbre se ablanda antes», señala la presidenta de la asociación de vecinos de Amaroz, Idoia Mariñelarena.

Lázaro, vecino de Tolosa, cuenta que descubrió la fuente hace más de treinta años. «Veíamos que mucha gente de Tolosa y vecinos del mismo barrio se acercaban y cogían agua, varias personas me comentaron que el agua era muy buena, y desde entonces, procuro venir casi todas las semanas. En casa nos gusta mucho».

El dato

1830
La fuente de Amaroz data del año 1830 y tiene 187 años de historia. Aunque el agua no esté tratada, el Consorcio de Aguas realiza dos análisis al año, y su agua se caracteriza por ser «cristalina y pura».

Fotos

Vídeos