Diario Vasco

Caras nuevas en un mercado primaveral

Plántulas de fresa de Peña del caserío Zume de Ibarra.
Plántulas de fresa de Peña del caserío Zume de Ibarra. / P. A.
  • Hubo una oferta de producto que a muchos de ellos les sorprendía por limpia, abundante, sincera y exótica

La Sensación de querer volver. Esas eran las palabras ayer de los abundantes visitantes foráneos que se dieron cita en las calles del Zerkausi y de la plaza Verdura, y que sin lugar a dudas, disfrutaron de una jornada preciosa. Un tiempo extraordinario, una oferta de producto que a muchos de ellos les sorprendía por limpia, abundante, sincera y exótica para los que venían de más lejos. Grupos provenientes del mediterráneo, y otros que venían del lejano oriente se mostraban entusiasmados por la variedad y la calidad del producto.

Los quesos, panes y postres asombraban a los asiáticos, así como la fruta, y para los alicantinos la verdura disponible y la sinceridad de los productores fue sobresaliente. En lo que ambas nacionalidades coincidieron fue en la exquisitez de las preparaciones del puesto 'lurretik sukaldera', sin duda uno de los mejores embajadores de nuestro mercado entre los que nos visitan. La lista de producto va mostrando destellos de primavera, como lo hicieron los primeros guisantes que vimos hace siete días, y poco a poco, esos destellos van haciéndose mayores hasta que acaben deslumbrándonos con la lista plenamente primaveral. En ella hubo mucha, mucha planta ornamental que ya comienza a venderse a buen ritmo, ayudado sin duda por la influencia de las heladas de éste invierno en balcones y jardines.

El otro foco de actividad bajo los cristales se centró en las mesas de planta hortícola. Ofrecen ya una lista casi de plena de producto de cara a los meses venideros, como pueden ser las plantas de tomate, de fresa o de distintas lechugas y cogollos, por citar algunas. Otra novedad interesante fueron los quesos nuevos que ofrecían en el puesto que desde hace generaciones y venido de Ordizia se dedican en exclusiva al queso. Hubo dos nuevos de oveja; uno de Urbasa y otro de Aralar, ambos premiados éste año en el concurso internacional de Donostia.

Decir así mismo que la temporada de mercado para los forestalistas se cerró ayer en Tolosa. Ha sido un año bueno en un sector que ha sufrido mucho en años pasados. Aplaudir el trabajo de los forestalistas y desde aquí animarles a seguir avanzando.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate