Diario Vasco
El Amurrio fue tan duro en su campo como en Berazubi.
El Amurrio fue tan duro en su campo como en Berazubi. / IÑIGO ROYO

El Tolosa mejoró en Amurrio, pero no pudo ante la dureza local

  • El equipo urdiña está convencido de sus posibilidades y pide el apoyo de la afición

  • Los urdiñas hicieron un buen partido pero la agresividad de los alaveses condicionó el resultado del choque

El Tolosa CF de Tercera División se trajo de Amurrio su quinta derrota consecutiva (1-0), pero, esta vez, las sensaciones fueron diferentes. Es verdad que el equipo urdiña no ha marcado un solo gol en los últimos cinco partidos y que necesita reaccionar con urgencia, pero todos los que vieron el choque de Amurrio coinciden en señalar que, jugando así, la suerte no le puede ser siempre esquiva y la permanencia es un objetivo totalmente merecido y alcanzable.

En el cuerpo técnico se preguntan cómo se puede permitir que un equipo como el Amurrio pueda seguir empléandose con la misma dureza todos los partidos. «Cada veinte segundos hacían falta», contaba un testigo del choque. «Las entradas de los jugadores locales eran durísimas. El árbitro tenía que haber mostrado más de una tarjeta roja directa, ha sido increíble», aseguraba nuestro interlocutor.

Al margen de esta alusión a la agresividad de los alaveses, lo cierto es que los urdiñas tuvieron opciones claras para puntuar o incluso ganar. El Amurrio aprovechó un despiste defensivo de los tolosarras en el minuto 5 para marcar su gol y jugar sus bazas con esta ventaja. El Tolosa se hizo dueño del partido y creó muchas oportunidades, incluso falló un penalti en el minuto 44. El balón se estrelló en el larguero, pero la dureza del disparo hizo que fuese imposible cazar el rechace.

En la segunda mitad, el Amurrio renunció prácticamente al ataque y el Tolosa, si bien no gozó de unas oportunidades muy claras, tuvo muchas llegadas. Le faltó clarividencia, pero también es cierto que al equipo se le hacía difícil jugar a fútbol ante un rival que renunció a hacerlo. Por eso resulta increíble que, al término del partido, el equipo urdiñas tuviese cuatro tarjetas amarillas por seis de los locales.

Queda mucha liga aún y el Tolosa CF no puede caer en el desánimo. Cuenta con un significativo colchón de puntos gracias a su brillante primera vuelta, y en el cuerpo técnico están convencidos de que el bache va a superarse. Hay que concentrarse sólo en el siguiente partido, ante el Getxo, un rival difícil que visitará Berazubi el sábado de caldereros. La afición no puede fallar. Es el momento de la verdad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate