Diario Vasco

Un Triángulo lleno de plantas

fotogalería

Los limoneros tuvieron gran aceptación.

  • El manzano y el limonero fueron las especies más demandadas en la feria

  • Más animación que otros año en la feria de la planta y del árbol que tuvo además varios talleres complementarios

Para conocer los trucos sobre el cultivo del limonero, la poda del manzano o la plantación de un retoño, había que visitar ayer la plaza del Triángulo, escenario de la primera feria especial del año, dedicada a las plantas y a los árboles. Quince viveristas procedentes de toda Euskal Herria acudieron a la cita y ofrecieron buenos consejos a los compradores. Las ventas fueras buenas y la animación, superior a la de las últimas ediciones, quizás porque esta vez el tiempo acompañó y no llovió. Uno de los productores se quejó de que la feria no tuviera fecha fija, pero todo depende de cuándo se celebran los carnavales, que en Tolosa son sagrados y condicionan el encaje en febrero de este mercado.

El manzano fue la especie arbórea más vendida. Así lo ratificaban los viveristas consultados. «Es la época del año y aquí, en Euskadi, hay mucha demanda. Unos lo adquieren porque quieren hacer sidra, otros simplemente desean tener un árbol frutal, pero siempre tiene mucha salida».

Los cítricos también se situaron muy arriba en el ranking de ventas. «Las heladas que hemos padecido han provocado la muerte de muchos naranjos y limoneros, y la gente quiere recuperarlos y volver a plantarlos ahora que empezará el buen tiempo».

La feria tuvo cuatro puestos complementarios interesantes. En uno de ellos, desde Tolomendi, se dio un cursillo básico de poda que tuvo gran aceptación. En otro, instalado por el Centro Medioambiental de Tolosaldea, se expusieron varias fotografías de los árboles más representativos de Gipuzkoa, y se organizó un taller que sirvió a los niños para aprender a identificar nuestras especies arboréas.

El tercero vino de la mano de la Escuela del Papel-Don Bosco, que ofreció dos talleres. Uno de ellos permitía conocer, a través del microscopio, la estructura interna de la madera. Y en el otro se podían observar los distintos papeles y pastas que se obtienen a partir de las diferentes clases de madera. Y, por último, los alumnos y padres del colegio Etxepare de Baiona dieron a conocer su singular proyecto consistente en la venta de manzanos para equipar el nuevo Liceo General, Tecnológico y profesional para 400 alumnos. Venden por treinta euros cada manzano para que la persona lo plante donde quiera. También se puede donar el manzano al Liceo para que el alumnado lo plante en un terreno publico con el fin de crear 'euskararen sagartzea' (el manzanal del euskara). «Nuestro objetivo es que ese manzanal sea un punto de encuentro para los ciudadanos. Se gestionaría por los padres y amigos del Liceo, pero también por los ciudadanos», explican los responsables del centro educativo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate