Diario Vasco

El Pleno oficializa la compra del palacio Iturriza, que ya es municipal

Dos mujeres pasean por la calle Correo a la altura del palacio Iturriza.
Dos mujeres pasean por la calle Correo a la altura del palacio Iturriza. / IÑIGO ROYO
  • Un estudio del uso de los edificios públicos determinará para qué se utilizará, mientras que EH Bildu ha propuesto que albergue el museo xaxu de la repostería

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

El palacio Iturriza, un magnífico edificio del siglo XVI ubicado en la calle Correo, ya es de propiedad municipal. En el futuro, albergará algún uso cultural aún sin concretar. El último Pleno del Ayuntamiento ha oficializado la anunciada compra del inmueble y de sus pabellones adyacentes, que serán derribados para poder seguir ganando el patio interior existente en la zona. Todos los partidos políticos votaron a favor.

419.000 euros abonará en total el Ayuntamiento al propietario del edificio. Ya ha adelantado 140.000. Un montante similar deberá ser abonado en verano de este año, y la parte restante en verano de 2018. El Ayuntamiento, con objeto de evitar el deterioro de los inmuebles por causa de su desocupación en tanto no determine el uso concreto al que vaya a destinarlos, ha autorizado a la parte vendedora a mantener la actividad comercial que actualmente desarrolla en ellos. Esta ocupación, que se desarrollará a título gratuito, se extinguirá el 31 de diciembre de 2017, plazo que será prorrogado (hasta el 31 de julio de 2018), «salvo que cualquiera de las partes manifieste fehacientemente su voluntad de no prorrogarlo con dos meses de antelación a la fecha de vencimiento inicial».

El consistorio va a elaborar un estudio en profundidad del uso actual de todos los edificios públicos, su grado de utilización, su estado, sus posibilidades de futuro... Aquí incluirá el palacio Iturriza, que podría albergar talleres de arte, la biblioteca infantil, las oficinas de Erretengibel, algún uso relacionado con el turismo... Todo dependerá, también, del coste que implique la reforma del edificio. En cualquier caso, hasta que no se conozcan las conclusiones del estudio, no puede concretarse nada. EH Bildu si ha lanzado una propuesta concreta, consistente en trasladar el museo Gorrotxategi del dulce al palacio recién adquirido. Y, ligado a esta operación, figuraría la apertura del patio interior entre Solana y Letxuga, justo donde está ahora el museo.

El palacio Iturriza fue construido a finales del siglo XVI sobre una planta medieval, y está alineado con el resto de viviendas de la calle Correo. Tiene tres plantas; la de abajo es de sillería y tiene cornijales angulares dobles. Fue rehabilitado y se enlució la fachada, dejando a la vista el ladrillo. A los dos lados del balcón, aparece el mismo escudo de armas, el del licenciado Miguel de Mendiola y su mujer Magdalena de Unanue. Desde 1612 hasta 1666, la comunidad de las monjas Clarisas se hospedó en este palacio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate