Diario Vasco
El entrenador, durante un tiempo muerto esta temporada.
El entrenador, durante un tiempo muerto esta temporada. / ROYO

El Redline Mekanika Take respira tras lograr su primera victoria

  • Gracias al apoyo de la afición, pudo darle la vuelta al encuentro en el último cuarto

A la octava fue la vencida. El TAKE de liga EBA estrenaba nombre y patrocinador -Redline Mekanika-, y este cambio supuso un punto de inflexión. Los tolosarras, espoleados por su hinchada, superaron a un rival directo como el Venta de Baños (69-65), y toman aire para futuros compromisos. «Con el nuevo patrocinador, hemos tenido un impulso de ilusión que nos hacía falta», admite el entrenador, Yon González.

Y eso que las cosas no empezaron bien. El TAKE comenzó agarrotado, se notaba que tenía mucha presión en un partido ante un rival batible. Los jugadores sabían que ganar era clave. Hasta el descanso, los palentinos fueron superiores y conseguían ventajas cercanas a los 10 puntos. El Redline no encontraba su sitio.

Tras el descanso, el público se encendió y el equipo halló al fin su juego. Fue el equipo que puede y quiere ser. Un equipo que juega a campo abierto y toma riesgos. La apuesta salió bien y el conjunto tolosarra le dio la vuelta a una desventaja de 15 puntos en el tercer cuarto. «Manejamos bien los últimos minutos de partido y llegó la ansiada victoria que tanto necesitábamos. El público fue clave en la victoria. Se puede decir que el domingo jugamos con seis, gracias a la afición», admite el míster tolosarra.

La victoria puede ser importantísima. Yon nos comenta que el equipo tenía que volver a creer en si mismo para hacer ese juego que le es tan característico. «Volvimos a encontrar nuestra identidad. Estoy seguro de que afrontaremos los próximos partidos con menos ansiedad y esto nos puede dar alas. Estamos seguros del camino que debemos seguir. Este partido nos ayudará a entrenar mejor y a seguir trabajando como nunca, porque a trabajo e ilusión no nos gana ningún equipo de la liga, estemos en el puesto que estemos», concluye Yon.

El club está esperanzado ante el futuro inmediato. Hay muchos equipos igualados en la lucha por la permanencia, con lo que existe aún margen para despegar. Encadenar una racha de 2-3 victorias es clave para conseguir el objetivo de la permanencia. «Tenemos que aprovechar los buenos momentos para respirar en la clasificación. La clasificación se está definiendo con los equipos de arriba y de abajo. Tenemos que encadenar victorias con rivales directos y estaremos cerca de la zona tranquila. Queda mucha liga y el domingo demostramos que todavía no estamos muertos. Nos queda mucho trabajo por delante», dice el entrenador tolosarra.

El equipo ya se concentra para afrontar otro partido clave ante el Valle de Egüés navarro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate