Diario Vasco

Molatu alega que «el problema ha nacido dentro del Ayuntamiento»

Entrada al cine Leidor con el filme proyectado para hoy.
Entrada al cine Leidor con el filme proyectado para hoy. / IÑIGO ROYO
  • La empresa emitió ayer un comunicado para desdecir la versión del Ayuntamiento en relación a la gestión del cine Leidor

La empresa Molatu Produkzioak S.L. salió ayer al paso de la versión que ha dado el ayuntamiento en torno al conflicto surgido en el concurso para la explotación del cine Leidor. En un comunicado que ha enviado a los medios, Molatu asegura que el problema no se trata de un conflicto entre dos empresas, como ha alegado el consistorio. Y expone textualmente que «cuando un técnico de Cultura hace llegar a una empresa concursante información sobre la consulta de una segunda empresa a la mesa de contratación y le sugiere una bajada de precio ('el representante de Molatu ha estado preguntando si hay precio temerario. Creo que ésto nos da la pista para pensar que tienen la intención de bajar el precio'), hay un funcionario municipal actuando contra la ley, hay una empresa beneficiada, y una perjudicada que lo denuncia a la alcaldesa de su localidad».

Molatu asegura que el conflicto «es una irregularidad cometida desde dentro del ayuntamiento», y dice no aceptar que se hable de garantismo «cuando ni siquiera se ha podido garantizar que una consulta privada efectuada a la mesa de contratación del concurso fuera tratada con la privacidad exigible ni se ha podido garantizar la imparcialidad a lo largo del proceso».

Molatu dice no entender que un técnico «se dirija en primera persona del plural sugiriendo una bajada de precio a una empresa participante», y la «decisión del órgano de gobierno -aún siendo asesorado por el área jurídico municipal- sea que el concurso ha de seguir adelante». Tampoco dice entender que se decida, tras ver estas pruebas -entregadas personalmente a la alcaldesa el día 29 de septiembre- «abrir un expediente disciplinario a este técnico con fecha de 25 de octubre -un mes más tarde- y sin embargo se sostenga la idea de que se trata de un «conflicto entre empresas» y que el ayuntamiento «se ha encontrado en medio». Y sigue opinando que no entiende que «se decida continuar con el concurso reafirmando la imparcialidad del técnico en el proceso», y «se le abra un expediente sancionador desde la misma institución, sin que se adjunten las pruebas en dicho expediente». «No alcanzamos a entender tamaña incongruencia», escriben desde Molatu.

Los portavoces de la empresa también denuncian que el problema nace «dentro del Ayuntamiento de Tolosa, cuando el máximo responsable del área de Cultura trasmite de forma ilegal información a una empresa participante». En opinión de Molatu, el hecho de que «el técnico escriba desde una cuenta de correo privada no le exime en absoluto. Ni al técnico de la ilegalidad, ni al consistorio de la responsabilidad indirecta que de ello se deriva». «De ahí, entre otras cosas, nuestra sensación de indefensión», exponen los portavoces de la empresa.

Molatu Produkzioak señala que su intención siempre ha sido la de causar el menor perjuicio posible al Ayuntamiento y a la cultura tolosarra. Pero, por último, asegura tener la sensación de «haber sido ninguneados a lo largo de estos dos meses», al tiempo que quiere mostrar su más absoluto desacuerdo «con el modo en que este problema ha sido gestionado».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate