Diario Vasco

El expediente de contratación para el cine Leidor ha quedado suspendido

La decisión final sobre la explotación del Leidor todavía no se ha producido.
La decisión final sobre la explotación del Leidor todavía no se ha producido. / IÑIGO ROYO
  • Las empresas interesadas podrán presentar alegaciones y no se descarta un nuevo concurso con otro pliego de condiciones

El Ayuntamiento de Tolosa anunció ayer su intención de «desistir», dejando en suspenso el actual expediente de contratación por el que se había adjudicado la explotación del cine Leidor para los próximos dos años. A partir de ahora, se abre un plazo de diez días para que las empresas que se habían presentado al concurso formulen sus alegaciones. Éstas serán examinadas por los servicios jurídicos municipales, que determinarán la resolución final, la cual podría derivar en la convocatoria de un nuevo concurso con un pliego de condiciones diferente.

El cine-teatro Leidor es un edificio de propiedad municipal, cuya gestión se subcontrata a empresas profesionales del sector. Este año 2016 se decidió sacar a concurso la explotación del edificio por espacio de un año prorrogable a otro adicional. La convocatoria se realizó en el mes de junio y a la misma se presentaron cuatro empresas. El 28 de septiembre, la mesa de contratación concluyó que la propuesta presentada por la empresa Hirutek S.L. -actual explotadora del Leidor- era la más adecuada «al obtener la puntuación más alta».

Antes de la adjudicación formal a Hirutek S.L., la empresa Molatu Produkzioak S.L. -que había quedado en segundo lugar en el concurso- denunció lo que considera «graves irregularidades» en el proceso, alegando que una de las empresas había obtenido información privilegiada de la mano de un técnico municipal. Los portavoces de Molatu aseguran tener en su poder «pruebas determinantes» que mostrarían, dicen, «un trato de favor hacia la actual empresa explotadora». Decidieron mostrar estas pruebas tanto a la alcaldía como a los responsables municipales del departamento de Cultura. Pasado un mes sin obtener respuesta, recibieron la notificación del consistorio de que el proceso del concurso iba a seguir su curso normal. Fue entonces cuando «decidieron presentar» un texto jurídico a la Comisión de Gobierno con todas las pruebas que ellos consideraban determinantes. El ayuntamiento, entonces, derivó el tema a sus servicios jurídicos y, según informa en una nota que hizo pública ayer, abrió «un expediente disciplinario al técnico municipal para confirmar la objetividad del procedimiento de contratación». Paralelamente, «solicitó un informe jurídico para decidir qué consecuencias podrían tener las acusaciones en la adjudicación del concurso».

Ayer, el ayuntamiento dio a conocer estas conclusiones. Los servicios jurídicos del consistorio de Tolosa han realizado un informe basado en el artículo 155 de la Ley de Contratos, por el cual han determinado que la opción más adecuada es «desistir del expediente de contratación». En el mismo comunicado, asegura que «trabaja y seguirá trabajando defendiendo los intereses de los y las tolosarras». Considera que «no es aceptable que se pretendan levantar sospechas infundadas sobre la actuación del ayuntamiento», más aún, reitera, «cuando se están siguiendo de manera escrupulosa y garantista todos los pasos que nos indican los servicios jurídicos del Ayuntamiento». Por su parte, la alcaldesa, Olatz Peon, indicó a DV que «el problema se ha suscitado a raíz de un conflicto entre dos empresas participantes», y que «el Ayuntamiento se ha encontrado en medio del conflicto».

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate