Diario Vasco
El equipo sigue estando unido a pesar de las adversidades.
El equipo sigue estando unido a pesar de las adversidades. / ROYO

El TAKE no pierde la esperanza tras sumar una nueva derrota

  • El potente Easo le ganó con claridad pero el técnico urdiña muestra su orgullo por dirigir un club de cantera y dice que «las victorias llegarán»

Lo mejor que le puede pasar al TAKE de liga EBA es que se olvide de la clasificación. Es un equipo joven, de cantera, que está compitiendo contra escuadras de mayor potencial económico. Por eso tiene que abstraerse y disfrutar, ir poco a poco pensando en el futuro, sin prisas. El equipo tolosarra aún no conoce la victoria y en la pasada jornada, aunque se presuponía una nueva derrota ante un conjunto tan potente como el Easo, la diferencia en el marcador sí resultó ser mucho más dolorosa de lo que se presuponía (81-47).

El TAKE viajó a Donosti con bajas tan importantes como las de Kaiet y Jon Azaldegi. También padeció un arbitraje en contra. Pero jugó con orgullo a pesar de la diferencia en la cancha. Peleó hasta el final, y esta lucha, esta casta, tiene que ser la seña de identidad para mostrar que es un equipo que va a vender siempre cara su derrota.

El entrenador, Yon González, admite que tuvieron un inicio de partido muy dubitativo, pero comenta que tras un tiempo muerto, el equipo se recompuso y volvió a entrar en el encuentro. Cuenta que, justo en aquel momento, los árbitros, que estuvieron desacertados durante todo el partido, se encargaron de enterrar todas las opciones del conjunto tolosarra. «A partir de ese momento luchamos, pero la diferencia era insalvable», admite con resignación el míster tolosarra.

Está claro que esta temporada va a resultar muy complicada para el TAKE. «Nos estamos encontrado con muchas trabas en el camino, pero creemos en este equipo. Creo que tenemos mucha capacidad de mejora», sigue insistiendo Yon González.

El entrenador opina que el equipo está en una línea de entrenamientos muy positiva y piensa que dentro de no mucho, ese trabajo se tiene que ver reflejado en la cancha. «Siempre hemos sido un club de cantera, y cuando las cosas iban bien, y ahora que van mal, siempre vamos a intentar dar oportunidades a los jóvenes de cantera que se lo merezcan», argumenta Yon.

Siguiendo con la argumentación de que el triunfo final no es el principal objetivo del club -aunque no lo desdeña, obviamente-, el cuerpo técnico insiste en que la cantera y el esfuerzo, unidos al trabajo, son las señas de identidad del club tolosarra. «Y nunca las vamos a perder. Los resultados sean los que sean, daremos oportunidades a los jovenes, trabajaremos con la cantera e intentaremos ganar cada partido, por muy complicado que parezca», concluye con optimismo el míster.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate