Diario Vasco
El Tolosa, tras perder en Deusto, volverá el sábado a Berazubi.
El Tolosa, tras perder en Deusto, volverá el sábado a Berazubi. / ROYO

El Tolosa CF conoció en Deusto la parte más dura de la Tercera División

  • A veces necesita elevar el listón de la agresividad cuando se enfrente a equipos tan duros y curtidos en la categoría como el Deusto

El Tolosa CF es un recién llegado a la Tercera División y a veces le falta un punto de madurez para saber cuando tiene que elevar un poco el listón de la agresividad. Sobre todo cuando se enfrenta a equipos tan experimentados, duros y expeditivos como el Deusto, que le derrotó en la última jornada (2-0). Fue, de los últimos rivales que han tenido los urdiñas, quizás el de menor nivel futbolístico, pero es el único que le ha ganado de los últimos a los que se ha enfrentado. Esto es el fútbol. No siempre gana el mejor y, aunque el Tolosa no mereció la victoria en Deusto, sí que es verdad que se vio superado por la agresividad del equipo local. Y al final este factor resultó determinante.

El Tolosa empezó el partido jugando como sabe. Moviendo el balón, haciéndolo circular con paciencia, fue buscando espacios... Pero rivales como el Deusto siempre acaban llevando el partido a su terreno, a lo que a ellos les conviene. Marrullería, juego expeditivo, duro, pérdida del tiempo, competitividad extrema... Los locales se vieron favorecidos por un gol tonto que marcaron y a partir de ahí la cosa se torció para los urdiñas, más cuando el equipo local marcó el 2-0 antes del descanso aprovechando bien una jugada de uno contra uno.

Los urdiñas lo intentaron en la segunda parte, pero fue materialmente imposible. El Deusto, con el 2-0, se dedicó a romper aún más el partido, aplicándose con una dureza que el árbitro no cortó en ningún momento. Los jugadores urdiñas sufrieron las embestidas de los futbolistas locales: Mario, Segu, Arrieta, Fuentes... fueron algunos de los jugadores urdiñas que recibieron los 'recados' de sus adversarios.

Hace varias jornadas, el entrenador, Justo Lillo- actualmente de baja por una operación de menisco-, ya advertía de lo que podía encontrarse el equipo urdiña, sobre todo en muchos campos de Bizkaia. «Tenemos que saber cuándo nos encontramos con un rival de este tipo para elevar nuestro listón competitivo, ser más intensos, intentar que ellos no hagan ese juego agresivo que les conviene, porque si es así, en el enfrentamiento directo, te ganan». Esta apreciación viene al pelo para el partido que el Tolosa jugó en Deusto.

El caso es que las derrotas tenían que llegar y hay que estar preparado. No siempre se puede ganar. La Tercera División es una categoría muy competitiva y no hay que descuidarse nunca. Empatar siempre es sumar, por eso esos empates seguidos han resultado tan positivos. El Tolosa está bien situado en la tabla, tiene un buen colchón de puntos con respecto al descenso, pero no puede dormirse. Y este sábado llega a Berazubi, el Baskonia, filial del Athletic. Un equipo muy intenso y muy difícil de batir.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate