El sorteo San Fermín aguanta

Un momento del sorteo de San Fermín.
Un momento del sorteo de San Fermín. / MARIN

Reedita en números el mismo balance que el del pasado ejercicio

ORDIZIA.

Cuando enfila ya su centenario, el popular sorteo San Fermín a beneficio de la Residencia San José, vive una etapa que no resulta sencilla de entender. Tras una crisis económica, a la que comparativamente le costó llegar, pero que luego fue dura y persistente en el tiempo, en especial porque el miedo a un horizonte no oscuro sino negro paralizó a nivel doméstico, no por falta de liquidez sino por pánico la operación económica más discreta, superado ese larguísimo túnel, el sorteo San Fermín no recupera el sentir ni la acogida de los días previos a esa debacle, sino que ni siquiera alcanza la cota de los ejercicios más duros.

Tras un arranque de este siglo XXI con crecimiento y récord sobre récord en recaudación, que cosechaba en el 2008 el techo histórico de 25.000 euros en caja, llegaba en el 2009 la crisis y con ella una gráfica a la baja, línea descendente que dibujó hasta el 2015. Años de la más absoluta incertidumbre en lo económico que propiciaron que el manejo del gasto por parte del personal, redujera a lo imprescindible el desembolso durante los 6 años posteriores, no por falta de liquidez, valga insistir, sino debido a un acongojo instalado ante el negativo zarandeo diario, que amenazaba con hacerse crónico.

Las cifras

2000 60
000 3.000.000 ptas
2001 60
000 3.000.000 ptas
2002 58
000 19.330 euros
2003 61
000 20.740 euros
2004 63
000 21.000 euros
2005 66
000 22.000 euros
2006 68
000 22.666 euros
2007 70
000 23.333 euros
2008 75
000 25.000 euros
2009 67
000 22.334 euros
2010 64
000 21.334 euros
2011 62
000 20.677 euros
2012 61
000 20.333 euros
2013 56
000 18.666 euros
2014 55
000 18.334 euros
2015 63
000 21.000 euros
2016 46
000 15.334 euros
2017 46
000 15.334 euros

Finalmente en la convocatoria del 2015 el croquis se daba la vuelta al recuperar 8.000 papeletas respecto al ejercicio anterior y situarse en 63.000 boletos despachados y 21.000 euros de recaudación, que hablaban de una recuperación vigorosa. Punta de sierra que, sin que exista mayor explicación, se desplomaba el año pasado al situarse el balance en 46.000 números vendidos, cifra que este 2017 acaba de igualar.

Así las cosas, el pasado viernes 7 de julio, San Fermín, día del santo patrono, la feligresía del bar Txindoki esperó hasta las 9.00 de la noche para dar por cerrado el último millar a la venta, que a efectos prácticos zanjaba la cuestión haciendo parra con la campaña del ejercicio anterior. Una hora más tarde, como mandan los cánones, el equipo organizativo ponía en marcha la suerte de ruletas, que como ha ocurrido en las últimas 4 décadas estuvo presidida por Fernando Ayerra, responsable financiero del evento. En algo menos de dos horas quedaba liquidada la cuestión, que en cifras, deja la edición de este 2017, así: 46.000 números vendidos. Recaudación de 15.334 euros, de los que, automáticamente el 10% queda destinado a la Residencia San José, 1.533 euros.

301 euros en gastos. Cantidad a repartir en premios: 13.500 euros. Primer premio, el 16.067, agraciado con 1.000 euros; segundo premio, el 37.960; 500 euros. Dos terceros premios dotados con 250 euros: los números 36.793 y 17.273. Y a partir de ahí, 15 premios de 150 euros, 25 de 100, etc. Al final han sido un Total de 229 boletos premiados. El reparto de los beneficios caducará el próximo 6 de agosto.

Temas

Ordizia

Fotos

Vídeos