El plazo para solicitar las viviendas tasadas de Gainera, hasta el 1 de marzo

Fotomontaje de las viviendas ubicadas en las antiguas escuelas. /
Fotomontaje de las viviendas ubicadas en las antiguas escuelas.

No es indispensable tener alguna vinculación con Olaberria, aunque los empadronados tendrán prioridad

BELÉN PARRA OLABERRIA.

Hasta el 1 de marzo se encuentra abierto el plazo para la presentación de solicitudes para aquellas personas interesadas en acceder a las viviendas a precio tasado que se van a construir en las antiguas escuelas del barrio Gainera.

Para ser beneficiario de las viviendas no será requisito indispensable tener algún grado de vinculación con Olaberria. Sin embargo, se dará prioridad a los casos en los que alguno de los componentes de la unidad convivencial cumpla con, y en este orden de prioridad, con: residencia habitual y empadronamiento en Olaberria durante un mínimo de 3 años a lo largo de los últimos 5 años; y, trabajo en Olaberria a lo largo de los últimos 10 años.

  Todos los miembros de la unidad convivencial no podrán tener vivienda en propiedad, ni haberla tenido en, al menos, los últimos dos años. Las personas de nacionalidad extranjera deberán tener una autorización de residencia. Y, los ingresos deberán estar entre 15.000€ anuales y 58.500€.

Las nueve casas tendrán entre 83 y 86 m2, jardín privado y caldera comunitaria de pellet

Los admitidos, antes del proceso de adjudicación, deberán depositar una garantía de 5.000€ en un plazo de 15 días.

Características

El precio máximo de la vivienda sería de 158.000€. Este será el precio que los promotores tendrán que rebajar para el concurso de adjudicación de la obra ya que el precio más bajo será el que se tenga en cuenta.

El Ayuntamiento habilitará el edificio de las antiguas escuelas como viviendas dotándoles de un carácter especial en lo que al ahorro energético (calificado como A) y al aspecto ecológico se refiere.

  Se construirán nueve viviendas de dos plantas de entre 83 y 86 m2 útiles, además del garaje y el trastero. La planta baja constará de un salón comedor, baño completo y cocina, y, la segunda planta albergará tres dormitorios y un baño completo.

  El edificio tiene una planta semisótano debajo de dos de sus bloques en el que se habilitarían nueve plazas de garaje cerradas y nueve trasteros. El acceso a la vivienda se haría a través de una parcela de jardín privado hasta la puerta que quedaría en la planta baja.

Para principios de 2019

Para que el edificio sea eficiente energéticamente se instalará una caldera comunitaria de pellet de madera con contadores individuales en cada vivienda. Con ocho meses de plazo para la construcción, se prevé, que para finales del 2018 principios del 2019 los nuevos vecinos tengan sus llaves.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos