Tzulo vence por la mínima a Gauss en el XXXVII Campeonato de fútbol de cuadrillas

Tzulo, equipo campeón del campeonato.
Tzulo, equipo campeón del campeonato. / MARIN

ORDIZIA.

Ambientazo en el anexo para asistir a la finalísima del XXXVII Campeonato de fútbol de cuadrillas, que no decepcionó.

La competición, que como viene siendo habitual, echó a rodar en febrero, jugándose los domingos porque la apretada agenda de las instalaciones no da para más. Entrados ya en julio, asistía, en este caso el pasado sábado, a la final.

Finalísima que reunió en la lucha por el tercer y cuarto puesto a Rockus y Kurba y en el órdago por la txapela al vigente campeón, Tzulo y Gauss.

En la tanda de consolación, Kurba superaba por un ajustado 3-2 a Rockus en un partido que estuvo no solo peleado sino abierto hasta el final, ya que cuando parecía que se iba a llegar a la tanda de penaltis, Beñat Azurmendi marcaba el 3-2 definitivo. Los otros goles llevaron la rúbrica de Rivera y Luken por Kurba, y de Luis y Tapia por Rockus.

A continuación, Tzulo-Gauss, partido en el que se impusieron los primeros por la mínima, 1-0, gol marcado por Lander Casado al rematar un saque de esquina botado por Aratz Garmendia en el minuto 20.

El encuentro estuvo muy disputado desde el primer momento, y en el que Gauss contó con más ocasiones pero, el balón cuando se niega a entrar ocurren estas cosas. Como se dice en el mundillo, los más jóvenes perdonaron y así es difícil.

Encuentro, valga insistir, muy emocionante con la grada llena, hinchadas que jalearon a sus respectivos colores.

Por Tzulo jugaron: Pecharroman, Antolín (Muriel), Iñigo Usabiaga, Casado, Marquet (Insausti), Garikoitz, Santamaría, Aramendi (Jon Usabiaga), Perlines (Urdangarin); Sánchez, Garmendia, y Pajares. Gauss alineó a: Eneko, Bergara (Molina) (Luzuriaga), Ormaetxea, Argiñano, Unanue, Ventureira, Hidalgo (Karin) (Zurutuza), Etxeberria, Gurutz (Crespo), Villar (Alberto) e Irastorza. Como se puede apreciar entre los dos equipos se podría formar, un equipo, que daría mucho que hablar.

Tras los partidos, mucha fiesta y encuentro a la mesa. A los postres reparto de premios que se llevaron los once equipos que han participado.

El número premiado en la rifa organizada al efecto ha sido el 112, que ha recaído en Rockus.

Ahora a pensar ya en la edición del año que viene.

En otro orden de cosas reseñaremos que en la fiesta anual celebrada por la Asociación de Gipuzkoa de entrenadores en la que el ordiziarra Imanol Rubio recibió la correspondiente distinción por su trabajo durante la pasada campaña.

Fotos

Vídeos