El Txindoki Grupo Jaso At pretende un memorial Josetxo Imaz aún más popular

DV ORDIZIA.

Como viene ocurriendo desde hace 17 años, el último domingo de septiembre supone y representa un día de encuentro con el atletismo popular, jornada que desde el año 2001 el Txindoki AT celebra el memorial Josetxo Imaz, que este año volverá a contar con salida y llegada en el estadio de Altamira de Ordizia.

Casi dos décadas es mucho tiempo, al menos el suficiente para que todo haya cambiado de manera significativa, a favor y en contra.

En el apartado negativo, la disminución de dorsales porque, si bien durante años, fue la única prueba que se corría ese día, actualmente la agenda de carreras populares puede anunciar el último domingo de septiembre, otras tres. Así las cosas, este año el Txindoki Grupo Jaso AT está volcado en potenciar la participación, más si cabe entre los y las atletas populares, sobre todo del Goierri, y desde ese punto de vista quiere animar a todo el que practica el ahora famoso 'running' a que no deje de pasar la oportunidad de hacerlo en un recorrido único que une las tres principales localidades del Goierri.

Para eso, la organización, que quiere ver a grupos de corredores populares juntos, va a poner liebres que correrán a distintos ritmos. De hecho, habrá liebres para aquellos que más o menos quieran rondar los 45 minutos (4,30 el km) y tengan una referencia que les lleve a ese objetivo así como en 50 minutos (5,00 el km), 55 minutos (5,30) y 60 minutos (6,00).

Y en este contexto, el Txindoki hace un doble llamamiento a la participación femenina. En consecuencia, ha decidido premiar a todos aquellos grupos de 4 o más mujeres que corran juntas y lleguen a la línea de meta manteniendo el grupo, con una cena. En definitiva, pretende que el memorial Josetxo Imaz sea más popular, si cabe, que nunca y en consecuencia redobla esfuerzos para que los atletas disfruten, sobre manera, ese día.

La inscripción se puede realizar a través de la página web www.Kirolprobak.com hasta el día anterior de la carrera y el mismo día, en el estadio de Altamira.

Deporte rural

Emaneurre realizaba un sensacional balance de esta séptima edición del campeonato de deporte rural entre cuadrillas, al que le acompañó un magnífico ambiente durante todo el día. Para empezar récord de participación al reunir a 20 equipos, que de manera llamativa quedaban distribuidos de la siguiente manera, nueve femenino, otros nueve masculinos y dos mixtos. Concurrencia que obligó a adelantar la hora de comienzo. Competición contra reloj en la que los equipos tuvieron que esmerarse con las koskolas, txingas, carrera con saco a la espalda, tronzas, levantamiento de piedra (esférica) y siega. Exito, sin duda, de la novedosa prueba de habilidad con la guadaña.

A la final volvía a llegar Rockus que en esta ocasión se las tuvo que ver con Mokela A, escuadra a la que superó, cosechando, de este manera, su sexta txapela. Tercero fue Gauss. De la misma manera la prueba de sokatira volvía a reeditar campeón ya que en la finalísima Sophomores vencía a Mokela A.

Fotos

Vídeos