Tercera final para el Ordizia KE

El capitán del equipo urdiña, Iñigo Usabiaga, destaca del Ordizia que es un equipo muy cohesionado; una familia. /
El capitán del equipo urdiña, Iñigo Usabiaga, destaca del Ordizia que es un equipo muy cohesionado; una familia.

El equipo reclama el apoyo de la afición, que considera clave en pos del ascenso

ORDIZIA.

Este final de liga en la división de honor regional se está convirtiendo en toda una prueba de fondo, al menos psicológica, ante una conclusión y cierre que parece, no acaba de llegar.

Tres jornadas restan para la conclusión del campeonato de liga, que mantienen,matemáticamente, abierta la lucha por el ascenso y que para la escuadra local siguen siendo tres finales.

El Ordizia vuelve a ejercer de local, y recibe a las 16.00 en Altamira al Hondarribia, encuentro que reúne al líder; el equipo anfitrión, y al Hondarribia, decimoquinto, es decir, cuarto por la cola, lo que le sitúa en posición de descenso a la vista de que bajan cuatro al haberlo hecho de tercera, el Anaitasuna.

De los equipos con pretensiones, cara al ascenso, el Ordizia es el único que depende de sí mismo para lograrlo. Los de Oscar Peregrina y Axier Jauregi saben que hoy solo les sirve la victoria. Iñigo Usabiaga 'Triki' capitán del equipo, y único jugador que queda de aquella escuadra que al final de la temporada 2007-08 logró, por última vez, 40 años después, el ascenso a Tercera se muestra muy esperanzado.

«Estamos en la posición soñada, líderes a tres puntos y con el golaverage a favor, es decir, dependemos de nosotros mismos» insiste.

«Como quien dice hace dos años estábamos al borde del abismo y ahora nos encontramos en una situación que ha generado en el equipo y cuerpo técnico una tremenda ilusión porque queda claro que subir a Tercera no es nada sencillo. No hay más que mirar en el historial del club. El Ordizia es un equipo humilde, formado con gente del propio municipio y con aquellos de las localidades del Goierri que han querido jugar con nosotros».

«Ante equipos diseñados ya de salida para obtener grandes logros, la escuadra local está ahí arriba porque basa su fuerza en haber formado un grupo muy cohesionado; una familia» expone.

«La semana pasada no le dimos la menor opción al Mondragón. Para la plantilla fue muy emocionante ver la grada prácticamente llena. Rindió al 150%. Nos llevó en volandas. Sería fantástico que hoy la afición ordiziarra volviera a estar apoyando al equipo», concluye.

Para que no falte de nada la directiva sorteará 10 bufandas del club entre la chavalería que acuda al partido.

El Ordizia de fútbol sala femenino viaja a tierras cántabras, donde a las 18.00 visita al Ribamontán al Mar. Aunque las anfitrionas van por delante en la tabla, concretamente en el séptimo puesto, las urdiñas espera un partido duro y peleado. A pesar de que las de Iñaki Heras y Emilio Ortiz perdieron la semana pasada ante el Txantrea, demostraron su gran calidad y espíritu de lucha, armas que hoy están decididas a reeditar.

El regional preferente afronta a las 17.30 (horario federativo) en el anexo, el último partido de liga, en el que recibe al Aretxabaleta, penúltimo, y por lo tanto en la cuerda floja. En Ibarra, en la primera vuelta, el resultado fue de empate sin goles.

El primera cadete disputa los octavos del final de la Copa de Gipuzkoa a las 15.30, en el anexo, ante el Orereta de Errenteria. Los de Carlos y Josema son conscientes de que el partido, sobre el papel, debería ser positivo para los intereses urdiñas, lo que les permitiría el paso a los cuartos de final.

El infantil txiki acaba la temporada afrontando a las 12.00, en casa, todo un derbi ante el Beasain. En Igartza hubo empate a un gol, con lo cual, los de Fran e Iñigo, querrán acabar la temporada con una victoria, para despedir el curso deportivo en posiciones privilegiadas.

El alevín disfruta de jornada de descanso y jugará el próximo domingo en Zubieta contra el Trintxerpe, en un cierre de temporada de forma plácida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos