El sénior de basket cierra de manera más que prometedora la pretemporada

DV ORDIZIA.

El primer equipo de basket cerraba este fin de semana la pretemporada y recibía en Majori, al Estela cántabro, equipo que milita desde el 2008 en Liga EBA, y que está en el mismo grupo, que los de Mendiluze y Sarasola. Cabe señalar a su vez que esta campaña se ha reforzado con varios jugadores, a destacar; Tomas Hampl, un jugador checo de 2,15m que jugó en el Bilbao Basket, en la ACB, en Andorra en la LEB Oro, el sobrino del mítico jugador de la NBA, John Stockton, el pivot sevillano, Andrés Díaz, el base-escolta Alex Hernández que llega del Martorell con el que conseguía el ascenso, esta temporada a la LEB Plata, además del entrenador, Rafa Pueyo, que dirigió al Bilbao Basket.

En Ordizia se presentaba tras haber ganado en un amistoso al Venta de Baños; 93-57, equipo que también militará en Liga EBA.

Con todos estos ingredientes, el choque se presentaba interesante. Comenzaron muy enchufados los urdiñas, muy acertados desde la línea de tres puntos y jugando con la habitual intensidad que caracteriza a este equipo, consiguiendo ponerse por delante en el marcador; 16 a 7. El equipo cántabro reaccionó, y pudimos ver el poderoso juego interior que atesora lo que le llevó a adelantarse por un punto; 18-19 al final del primer cuarto.

El segundo comenzó con dominio foráneo. Jugando transiciones rápidas, con una fuerte defensa individual, y como hemos indicado anteriormente, con un juego interior sólido, no en vano dispone de cuatro hombres muy por encima de los 2 metros y con muy buenos fundamentos baloncestísticos. Al minuto cinco de juego de este segundo cuarto los ordiziarras solo habían conseguido seis puntos, por lo que la ventaja de 10 puntos del Stela estaba más que justificada. Los pupilos de Mendiluze y Sarasola, saben que esta temporada hay que dar un plus en todos los partidos, por lo que se pusieron el mono de trabajo defensivo, con lo que los cántabros solo consiguieron tres puntos en lo que restó de cuarto, mientras que los urdiñas comenzaron a jugar más alegres, más sueltos, para irse al descanso con una ventaja de tres tantos, 41-38.

El encuentro estaba siendo un choque de poder a poder, con dos equipos que hacen propuestas de juego distintas en el campo y en el que los urdiñas además de la intensidad de juego estaban demostrando buenos movimientos como equipo, variando ataques frente a diferentes defensas. A pesar de ello los del txoko fueron a remolque durante buena parte de este tercer periodo. A partir del empate a 45 el cuarto fue del Estela, acumulando diferencias de hasta 9 puntos, sin terminar de sentenciar el encuentro, pero jugando con cierta tranquilidad, que no cómodo en el parquet. Al final del tercer cuarto los foráneos consiguieron la máxima ventaja del encuentro 53 a 69.

Parecía que el envite estaba sentenciado, máxime si echando un vistazo al marcador, a falta de 5:49 para el final adivinamos que la ventaja rival era de 17 puntos, 59-76.

Va a ser complicado que durante esta liga nuestros chicos sean capaces de equilibrar estas diferencias, con tan poco tiempo para el final, y ante equipos de semejante entidad. Sin embargo sabemos que no dan el brazo a torcer con facilidad y mientras haya un pequeño resquicio de esperanza, ellos lo intentan.

La defensa a partir de este momento fue de vértigo. Presión en toda la cancha, manteniendo un nivel físico impresionante, robos de balón en media cancha, y dominando rebotes defensivos. El juego en ataque, espectacular. Todos y cada uno de los jugadores forman parte de un todo que funcionó a la perfección. Recepciones de balones en la zona como consecuencia de movimientos perfectamente sincronizados, que conseguían poner en pie a unos seguidores que volvían a recordar experiencias ya vividas en la pasada campaña.

Las diferencias en el marcador se iban acortando, 10 puntos a falta de 4:47 (66 a 76), 70 a 76 a falta de 3:30. Parecía que la remontada era posible. Y así fue, los urdiñas consiguieron hacerse con el empate a 83 al final del encuentro, lo que suponía tener que disputar la prórroga.

La superioridad ordiziarra en el último cuarto fue abrumadora, si eran capaces de mantener este ritmo de juego la reanudación sería para los locales. No hubo sitio para la sorpresa. El Ordizia se hizo con la victoria por 96-91, ante un muy buen equipo, que a buen seguro ocupará los puestos de cabeza de la tabla. Solo cabe esperar que los ordiziarras continúen en esta línea de juego lo que sin duda alguna propiciará encuentros tan brillantes.

Boxeo

Sandor Martín perdía a los puntos en su asalto al Europeo del superligero en el combate que le reunía en Estocolmo (Suecia) ante el campeón Anthony Yigit por decisión unánime de los jueces (117-111, 116-112, 116-112). En el gimnasio de los Martín; KO Verdún (Barcelona) lo tienen claro, «hemos demostrado que podemos pelear fuera de casa sin ningún problema y dar la talla. Sin duda, volveremos a tener una oportunidad en primera división».

Fotos

Vídeos